El pasado martes, los gobiernos de México, Canadá y EU llegaron a un acuerdo con el que se ajustaron los cambios necesarios para la posible ratificación del Tratado México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC), que habían permanecido estancados por meses

Pese a que aún tiene que ser aprobado por los respectivos parlamentos, se considera que este acuerdo es la llave que se necesita para la aprobación de este tratado de comercio trilateral que tiene en suspenso a la inversión

Analistas aseguraban hace apenas unos días que el estancamiento en la ratificación del T-MEC, impulsado en gran parte por la mayoría Demócrata del Congreso de Estados Unidos, continuaría generando zozobra entre inversionistas, quienes continuaban cautelosos por el freno en las negociaciones.

Foto: Outlet Minero

En materia de inversión, un análisis publicado por Banorte indica que uno de los puntos que más preocupaba, posibles aranceles adicionales por parte del presidente Trump, quedó descartado, por lo que se espera que quienes estaban con la cartera lista, ahora tomen el riesgo.

Asimismo, ante un panorama que parecía incierto, este paso significa una reducción a la incertidumbre que varios tenían ante aranceles adicionales. 

Por otra parte, Nancy Pelosi, quien era una de las principales detractoras del nuevo acuerdo celebró los cambios, por lo que la aprobación en el Congreso de Estados Unidos podría ser más sencilla. 

Los principales cambios 

Normas ambientales: se fortalecieron los lineamientos para vigilar el cumplimiento de normas para preservación del medio ambiente. 

Ámbito laboral: se camina un paso para la homogeneización de condiciones laborales entre los tres países, en los que México quedaba en desventaja significativa.