El estado de California en Estados Unidos  durante 2019 continuó con su declive, perdiendo brillo en la atracción de capital, a pesar de mantener una economía de $ 3 billones de dólares.

Los Angeles, California, USA

Recientemente las tasas de criminalidad han aumentado, ya que las municipalidades locales se niegan a cooperar con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas para detener o deportar criminales documentados. 

Unas 150 mil personas sin hogar habitan en lugares públicos, y en ciudades como Los Ángeles y San Francisco es cada vez más complicado el tema de la vivienda, con altas tasas de delito a propiedad. Todo esto se suma a los millones de millones de dólares de pérdidas a causa de incendios forestales.

Cabe señalar, que California corre el riesgo de perder un asiento en la Cámara de Representantes, ya que si las proyecciones del censo 2020 son precisas, muchas personas habrán mudado de condado aún cuando se cuente con una ‘migración extranjera neta positiva’.

En cuanto al mercado inmobiliario el precio promedio de una casa en el estado ronda los $550,000 dólares, 7.2% más que en 2018 según datos de DQNews. No obstante, sólo en San Francisco es de $1.4 millones aproximadamente.

Motivo por el cual los californianos están optando por lugares como  Treasure Valley, Idaho, en donde encuentran inmuebles hasta cuatro veces más asequibles en comparación con su lugar de origen. Por ejemplo, de acuerdo con Associated Press, agencia de noticias de Estados Unidos ahora hay “más adultos en Nevada que nacieron en California que, nativos de Nevada”. 

La migración se ha visto propiciada en gran parte por  la innovación tecnológica, que permiten formas de trabajo cada vez más móviles, donde una persona puede hacer sus labores o negocios en cualquier lugar. De ahí el crecimiento económico y de construcción en ciudades como Denver, Phoenix, Salt Lake City, Boise, Las Vegas y Reno, en las que las atracciones locales, desde el esquí hasta el senderismo y la la pesca, atrajeron a los entusiastas del aire libre.

Sin embargo, Christopher Thornberg, socio fundador de Beacon Economics, asegura que, el mercado de California después de permanecer lento durante 2019 muestra signos de recuperación por la disminución del temor de recesión, el aumento de los ingresos y la caída de las tasas hipotecarias, factor que han hecho que comprar sea más atractivo y posible.

Ante este panorama complejo,  el próximo 30 de enero en el REB Summit San Francisco se discutirá la evolución, desarrollo potencia y oportunidades estratégicas de inversión que aún se pueden explorar en California.