Como parte de las acciones de intervención en el Centro Histórico, la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial (PAOT), está buscando redefinir y evaluar las vocaciones de usos de suelo para lograr un ordenamiento territorial adecuado, que no limite o inhiba el desarrollo y el crecimiento económico de la zona.

Todos los días transita por el primer cuadrante de la Ciudad de México una gran cantidad de población flotante y temporal que demanda múltiples servicios públicos como drenaje, agua potable, recolección y tratamiento de residuos sólidos, entre otros. Por lo tanto, “la intervención del gobierno y de las instituciones no puede reducirse solamente a la restauración y conservación de inmuebles con valor histórico” señaló en el Foro Vivir el Centro, la titular de la PAOT, Mariana Boy.

Dunia Ludlow, titular de la Autoridad del Centro Histórico, Yuri Zagorín, Miembro del Consejo Directivo de Mejor Ciudad y Mariana Boy, Titular de la PAOT en el Foro Vivir el Centro.

Desde 1987 el centro histórico ha sido considerado como patrimonio de la humanidad por la UNESCO, por lo que es un referente arquitectónico y cultural para el país. Sin embargo, es fundamental entender las dinámicas económicas, ambientales, sociales y urbanas que acontecen en la zona con el fin de asegurar la vida y movilidad del corazón de la ciudad.

“Para que haya un control efectivo y equitativo de la calidad urbana y de poder garantizar el derecho a la ciudad debe haber un sistema y una coordinación interinstitucional, además de un sistema normativo claro y transparente que no solamente regule el desarrollo urbano y el ordenamiento del territorio, sino que, asegure el cabal cumplimiento de la normatividad urbana con acciones de control y vigilancia efectiva” enfatizó Mariana Boy.