Gracias a un permiso otorgado por Pemex, la empresa ICA, a través de su subsidiaria ICA Fluor, comenzará a participar en el proyecto de diésel limpio en la refinería Madero con los servicios de ingeniería de detalle, procuración y construcción.

De acuerdo con la empresa, ésta proporcionará servicios para dos unidades de hidrodesulfuración con capacidad de 25 mil BPD cada una, así como también a las instalaciones auxiliares de la refinería. Para este proyecto se destinó una inversión de mil millones de dólares aproximadamente e incluye también la instalación de nuevas plantas de recuperación de hidrógeno, azufre y tratamiento de aguas amargas, además de la renovación de unidades de hidrodesulfuración. Se espera que todos los trabajos concluyan  el primer trimestre de 2018.

Este programa de combustibles limpios es parte de la modernización planteada por Pemex con el objetivo de mejorar la producción de diésel bajo en azufre de acuerdo a los estándares ambientales. Se espera que con esta asociación, el objetivo se cumpla exitosamente.

refineria_madero_tamaulipas