En el marco del Foro Internacional Hacia la transformación de las ciudades en América Latina; Román Meyer Falcón, titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), señaló la necesidad de generar una política de suelo adecuada para el desarrollo de programas de vivienda y ordenamiento territorial.

De acuerdo con el funcionario, la concentración anual de 90 mil familias en zonas de asentamientos irregulares, transmite una presión urbana desmedida en áreas ejidales y principalmente, en las periferias de las ciudades.

Por lo que considera que esta política es uno de los grandes temas pendientes del Estado; y señaló que ya se encuentran trabajando en ella, con el fin de proveer suelo bien localizado y urbanizado, con un mecanismo de prevención de los grandes problemas que enfrentan las periferias.

Asimismo, el subsecretario de Planeación de la Secretaría de Movilidad, Rodrigo Díaz, coincidió en que la falta de una política nacional de suelo permitió en el pasado el desarrollo de conjunto habitacionales en las ciudades de la capital del país, que quedaron desconectados y sin posibilidad de acceso a servicios.