El 2019 dejó una gran variedad de proyectos a realizar entre ellos algunos sorprendentes de arquitectura conceptual. A continuación se enumeran cinco de los más interesantes de acuerdo con la revista Dezeen de Londres.

  • East 34th Street, New York, USA, de MAD Architects

El estudio chino MAD Architects diseñó un rascacielos de 232 metros de altura ubicado en East 34th Street, Nueva York. Que a diferencia de sus torres vecinas, entre ellas el Empire State, está diseñado para curvarse, doblarse y afinarse para suavizar el horizonte.

En su interior las tiendas y los servicios públicos rodean un atrio con varias plantas y una gran pared verde que ofrece a los visitantes un nuevo tipo de naturaleza urbana.

  • Straw Bale School, Malawi, de Nudes

Straw Bale School es un concepto innovador para una escuela secundaria en Malawi. La cual se constituye de marcos en ‘A’ de madera, con fardos de paja acomodados linealmente para crear formas que varían en altura. Las aulas de la escuela se colocarían dentro de los marcos A con entradas incorporadas en los extremos de cada módulo.

  • Low cost-shipping container housing, Lima, Perú, de TRS Studio

Para un concepto de vivienda asequible, TRS Studio, imaginó hogares creados a partir de contenedores de envío reutilizados, con un techo de policarbonato. Cada casa de 60 metros cuadrados contiene una sala de estar, cocina, baño, un dormitorio principal y un pequeño jardín.

  • Infinity London, London, Inglaterra, de Compass

Compass Pools propuso crear una piscina infinita de 360 grados con vistas a Londres en lo alto de un rascacielos de 55 pisos en la ciudad. Para entrar al inmueble se hace a través de una puerta de estilo submarino. la piscina se compone de paneles de acrílico transparentes y tiene capacidad para 600 mil litros de agua.

  • Notre-Dame glass roof proposal, Paris, Francia, de Miysis Studio

Después del devastador incendio de Notre-Dame de París en abril, Miysis Studio fue una de las firmas que imaginó  cómo se podría reconstruir el techo y la aguja destruida de la catedral.

Diseñado para ser un “equilibrio de historia y futuro”, el estudio de visualización combinó una réplica de la aguja pérdida de Eugène Viollet-le-Duc con un techo de acero y vidrio.