El estado de Querétaro resguarda un sinnúmero de tesoros arquitectónicos que sumados a su desarrollo industrial, empresarial y vitivinícola, hacen de él, uno de los destinos turísticos predilectos por los viajeros nacionales e internacionales.

Razón por la que, en el marco del Summit Turístico Inmobiliario 2019, el Consejo Nacional de Directores de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) eligió la capital queretana como sede del Simposium de Centros Históricos 2020.

Evento que buscará denotar mayor número de proyectos en el centro de la ciudad tanto de vivienda como comerciales. Además de tener como principal objetivo la preservación, rescate y promoción de edificios, así como la inversión en el estado.

Oaxaca y Puebla, también se encontraban en la terna, sin embargo, la entidad se llevó la competencia gracias a su seguridad, infraestructura y crecimiento sostenido presentado. 

Algunos de sus inmuebles con mayor historia son:

Casa de la Corregidora. Construido a mitad del siglo XVIII, ubicado en el centro histórico de la ciudad. En 1808 fue ocupado por el Corregidor de Querétaro, Miguel Domínguez y su esposa Josefa Ortiz de Domínguez; en él organizaron las reuniones sociales para ponerse en contacto y planear la conspiración de la independencia nacional, que daría inicio en 1810. Actualmente es utilizado como Palacio de Gobierno.

Ex Convento de San Francisco. Fue el primer edificio religioso construido en el estado en 1540, sin embargo de aquellas edificaciones no quedó ningún rastro, ya que fueron destruidas durante la Guerra de Reforma por los conflictos entre el Gobierno y la Iglesia. El edificio que ocupó el antiguo convento es actualmente el Museo Regional de Querétaro.

Catedral de Querétaro. Edificado entre 1786 y 1804, el inmueble fue construido en una sola nave, lo que muestra la transición entre dos estilos: del barroco al neoclásico.