Conecta con nosotros

Desarrollo Urbano

Reconstrucción de viviendas requerirá acompañamiento de profesionales: UNAM

Publicado

el

120 mil pesos sólo  cubren el 25 o 30 por ciento de una casa nueva
Enrique Peña Nieto, Presidente de la República, inició el pasado 2 de octubre con el reparto de tarjetas para apoyo a los damnificados que perdieron su vivienda por los sismos del 7 y 19 de septiembre; el Gobierno realizará un depósito de 120 mil pesos para la reconstrucción de sus hogares. En el caso de haber sufrido daño parcial, el monto será de 15 mil pesos para utilizarlo en materiales, mano de obra o autoempleo.

Imagen tomada de Presidencia de la República


Sin embargo, ese apoyo sólo cubrirá el 30 por ciento del total para la construcción, señalaron académicos de la UNAM durante la conferencia “La vivienda en la Ciudad de México después de los sismos” realizada en el Instituto de Investigaciones Económicas.
De acuerdo con Marco Tulio Mendoza, profesor de la Facultad de Ingeniería, “el apoyo de 120 mil pesos, en promedio y hablando de vivienda de interés social, estaría cubriendo alrededor del 25 o 30 por ciento de una casa nueva. La reconstrucción es más cara y peligrosa que la construcción formal, por lo que se requiere el acompañamiento de un profesional”, comentó.
Señaló que el costo de construcción promedio para las viviendas de interés social es de 3 mil 500 pesos por metro cuadrado, de interés medio de 9 mil 700 pesos por metro cuadrado y el residencial de 15 mil 700 pesos.

Imagen de archivo


Durante la conferencia, los expertos se refirieron al número de inmuebles dañados por los sismos, alrededor de 150 mil viviendas, número similar a las construidas durante el año 2016; de las cuales 52 mil 374 fueron pérdida total.  
Otro de los puntos que hace más difícil la reconstrucción de los hogares mexicanos es el alta de precios en los insumos básicos de construcción, ya que después del sismo los costos se elevaron entre un 10 y 50 por ciento, según información de la Facultad de Ingeniería de la UNAM.
Se esperan cambios de residencias a zonas de suelo firme  
Por su parte los Doctores Adolfo Sánchez Almanza y Abraham Granados, del IIEc, comentaron que los habitantes de las zonas afectadas de la Ciudad de México tienen una mayor capacidad de resiliencia, es decir, mayor respuesta ante los efectos de desastres naturales, “entre más vulnerable es la población, la recuperación es más lenta, por ello se requiere priorizar la ayuda y el apoyo para las personas con necesidades más urgentes”, dijo Sánchez Almanza.
De acuerdo al estudio realizado por los investigadores, son 38 edificios derrumbados en la Ciudad de México localizados en 36 manzanas, de las cuales 25 se encuentran en zonas con un Índice de Calidad de Vida Objetivo muy alto; 11 en el estrato alto, y 2 más en un grado medio.

Índice de Calidad de Vida Objetivo por Colonia en la Zona Metropolitana del Valle de México e inmuebles derrumbados por el sismo del 19 de septiembre de 2017. Mapa realizado por el IIEc


Los académicos también se refirieron al desplazamiento de las personas que vivían en el corredor Roma-Condesa y el Centro debido al temor de otra catástrofe, la gente empieza a mudarse o vender sus propiedades en las zonas afectadas por el sismo al igual que hace 32 años.
Abraham Granados indicó que, a corto plazo, este movimiento será más evidente, aumentarán los cambios de residencia y se incrementará la demanda en zonas con suelo firme. “El resultado final será influenciado por la capacidad institucional para asegurar la estabilidad y seguridad de la zona, así como el riesgo potencial ante otro sismo”.

Densidad de reportes de inmuebles afectados, derrumbados y zonificación sísmica en la Zona Metropolitana del Valle de México. Mapa realizad por el IIEc


Por Mónica Herrera
También lee

Pánico no es tendencia inmobiliaria en México: Softec


Scotiabank se suma a INFONAVIT y FOVISSSTE con programas para damnificados por los sismos

Publicidad
mercado libre octubre

Desarrollo Urbano

Sedatu e Infonavit recuperarán 18 mil viviendas abandonadas en Tamaulipas

Publicado

el

Durante el fin de semana, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) entregó a las comunidades de Nuevo Laredo, Tamaulipas y Piedras Negras, Coahuila, 32 y 34 obras de infraestructura y equipamiento, respectivamente, a través del Programa de Mejoramiento Urbano (PMU). 

En el caso de Nuevo Laredo, se destinó una inversión de 249.3 millones de pesos para las obras más recientes, que se suman a los 134.3 millones de pesos aplicados en Coordinación con la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), para la realización de mil 41 acciones de mejora, ampliación o construcción de vivienda; y las 214 acciones de regularización de lotes, en colaboración con el Instituto Nacional del Suelo Sustentable (Insus), con una inversión de 2.5 millones de pesos.

Al acompañar al presidente Andrés Manuel López Obrador en su visita a la ciudad fronteriza, el titular de la Sedatu, Román Meyer Falcón indicó que Tamaulipas fue la entidad que más recursos recibió a través del PMU, concentrando 99 de la 348 obras que se construyeron en todo el país como parte de dicho programa; lo cual, ha generado alrededor de 10 mil empleos directos y una importante derrama económica

En la ciudad de Nuevo Laredo, la demanda de la comunidad se enfocó en garantizar la seguridad de los planteles educativos. “Si bien el programa busca romper barreras y no conformar muros perimetrales, también entiende las necesidades locales y que estas son diferentes en cada región, en cada ciudad. En el caso de Nuevo Laredo, ese fue el distintivo del programa: coadyuvar a implementar y mejorar los servicios educativos”, detalló Meyer.

Por otro lado, recordó que Tamaulipas es uno de los estados donde más viviendas abandonadas existen, lo que genera problemas de inseguridad. Por ello, informó que junto al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) se recuperarán 18 mil inmuebles abandonados. 

“Nos hemos propuesto que Tamaulipas sea uno de los estados donde el programa de recuperación de vivienda abandonada que ya impulsamos con el Infonavit, se lleve a cabo. Pero no solamente es la recuperación de vivienda; sino del entorno urbano de la vivienda. No dejamos Tamaulipas, seguimos trabajando y lo haremos en coordinación con otras instancias del Gobierno de México”, afirmó el servidor público.

Del mismo modo, la Sedatu entregó 43 obras de infraestructura a las autoridades locales y a la comunidad de Piedras Negras, Coahuila, para las cuales se invirtieron 259.9 millones de pesos. 

Las mejoras urbanas incluyeron la construcción de una cancha multimodal (25 millones 500 mil pesos); rehabilitación de canchas deportivas y de fútbol (27 mdp); y la construcción de un espacio deportivo cultural (23 millones 337 mil pesos), entre otras.  

Además de las obras entregadas el pasado 24 de octubre, la Sedatu ha colaborado con la Conavi en la misma ciudad, y con un monto de 150.3 mdp han realizado 1,870 acciones de mejora, ampliación y construcción de vivienda. Asimismo, en coordinación con el Insus se han concretado 71 acciones de regularización de lotes, con una inversión aproximada de 850 mil pesos. 

Publicidad
mercado libre octubre
Sigue leyendo
Publicidad
AxezaBanner skyhausBrickBeck
Publicidad
  • Banner Colliers

Lo más leído