Las diferentes plataformas que ofrecen hospedaje como opción a los hoteles tradicionales, han ido posicionándose rápidamente entre las favoritas de los turistas, tanto nacionales como internacionales. 

Las rentas vacacionales como modelo de negocio se ha convertido en un gran competidor de los hoteleros, debido a su acelerado crecimiento a lo largo y ancho del país sobretodo en destinos de playa como Cancún y la Riviera Maya los cuales fueron galardonados en los Travvy Awards 2019 como mejores destinos a nivel mundial. 

A pesar de que compañías como Airbnb o HomeAway se encuentran entre las favoritas de los usuarios al momento de buscar una propiedad para vacacionar. Existen otras plataformas que ofrecen propiedades acompañados de servicios de lujo con la misma calidad que un hotel 5 estrellas.

Tal es el caso de SIMCA Desarrollos, empresa mexicana desarrolladora de proyectos inmobiliarios en el sureste mexicano; que cuenta con su filial Happy Address, la cual está disponible para todos los condominios y residenciales de SIMCA, permitiéndoles a los propietarios poner en renta su casa o departamento.

De acuerdo con Chris Gill, Director de ventas de SIMCA el potencial que mostró Airbnb al llegar a México fue lo que los llevó a apostar por este tipo de negocio. “Nos dimos que cuenta que a nuestros clientes les iba muy bien rentando sus departamentos, por lo que decidimos crear, hace cinco años, Happy Address que se encarga de las estadías, el mantenimiento y la atención al huésped. Con esta opción, la compra de un inmueble puede convertirse en un bien rentable del que se puede obtener un retorno de inversión interesante”, comentó en entrevista para Inmobiliare.

Asimismo, esta plataforma ofrece, lo que SIMCA llama “Arte Habitacional” un concepto basado en diseños inteligentes realizados por algunas de las firmas de arquitectos más importantes del país. El objetivo es diseñar las propiedades de manera que se puedan ‘dividir’ sin quitarle funcionalidad a la misma. 

“Se trata de un sistema donde una propiedad se puede partir en dos respetando la privacidad del usuario ya que el dueño tiene la posibilidad de ocupar su departamento y rentar la segunda parte u ofrecer ambas partes en Happy Address, cada una diseñadas para que tengas todo independiente”.

Finalmente, el Director de ventas de SIMCA enfatizó que se trata de un mercado que les permite a las personas obtener altos rendimientos al mismo tiempo que pueden disfrutar de su residencia, ya que “e inmueble prácticamente se paga sola con las rentas”, y debido a que los complejos de la compañía se encuentran en ubicaciones de alta demanda, los usuarios pueden encontrar por 200 o 250 dólares (promedio de una habitación estándar) un espacio equivalente a una suite residencial en un edificio de lujo con servicios de primera clase “básicamente obtienes más por menos”.