El entretenimiento antes era solo un accesorio que los desarrolladores utilizaban en sus centros comerciales, pero actualmente se ha convertido en un elemento imprescindible y muchos centros comerciales no se conciben actualmente sin un componente de entretenimiento. Pero contar con un complejo de cines ya no es suficiente para diferenciar un proyecto. En la actualidad la oferta de entretenimiento se ha sofisticado y ahora los centros comerciales se han convertido en destinos de diversión para el publico de todas las edades. En algunos casos, y en especial en la región del Medio Oriente algunos centros comerciales se han vuelto “parques de diversiones”.

Esto es lo que los expertos nos dicen:

Gastón Gaitán, Leisure Innovator, theleisureway, España

Gastón Gaitán, Theleisureway. Imagen cortesía.

El ocio debe ser innovación. Nuestras costumbres han cambiado radicalmente y si hoy en día decides salir de casa e ir a un Centro Comercial tiene que haber una razón para ello más allá de la necesidad primaria de comprar. La sociedad reclama lugares y entornos más humanos y sostenibles en los que disfrutar del tiempo libre, lugares que se conviertan en destinos para vivirlos y que acaben formando parte de uno mismo. El compromiso de un promotor se extiende mucho más allá del de crear una determinada oferta. y las necesidades del mercado.

Theleisureway. Imagen cortesía.

En theleisureway se respira innovación, la Metodología de Pensamiento de Ocio es un ensayo sobre cómo empatizar, investigar, definir, idear diseños, desarrollar y activar programas de transformación basados en la receta del leisure thinking. La narrativa que creamos para nuestros destinos ya está ahí, en la comunidad, en las personas.

El resultado es la creación de ecosistemas únicos en los que existe un buen balance entre ocio y la oferta de shopping convirtiendo la visita al centro comercial en una experiencia emocional y gratificante.

Jaime Rionda, COO & CDO, Cinemex, México

Jaime Rionda, Cinemex México. Imagen cortesía.

Se ha dicho por muchos años que tanto la industria del cine como los centros comerciales están por morir. Hablando del cine, se argumenta que la entrada del streaming como: Netflix, Amazon online prime video, Hulu, etc, que se puede ver desde la comodidad de la casa con un sorround system, pantalla grande; sin embargo, la experiencia que ofrece salir de casa y convivir con la familia, y poder ver una película en Cinemex con la más alta tecnología, pantallas gigantes, sonido de alta fidelidad, variedad en comida hecha por un chef de renombre y bebidas preparadas, hacen que continuemos como pioneros en el mercado.

Cinemex no solo es cine, es una empresa de entretenimiento que ofrece otras áreas de negocio como lo son Alboa y Arena. Alboa es un boutique bowling con una gran área de sports bar que tiene la pantalla más grande de Latinoamérica para ver videos musicales, juegos de futbol soccer, americano, peleas de box, béisbol, entre otros, al igual que conciertos y stand-up comedia. Arena es el lugar de juegos –X-Box, Intellivision, Nintendo, consolas, etc- para disfrutar con amigos, hermanos, familia, pareja o de manera individual.

Arena Cinemex. Tomada de Retorno Anime.

La tendencia que vemos es que los Centros Comerciales estén anclados por el mejor entretenimiento, no solo por anclas departamentales o tiendas de autoservicio, sino que ofrezcan una variedad de diversión como lo es Cinemex, Alboa, Arena, variedad de restaurantes y otro tipo de esparcimiento que ofrezca a toda la familia una experiencia única.

Javier del Campo, Director Comercial, Cuestamoras Urbanismo, Costa Rica

Javier del Campo. Imagen cortesía.

Crear un nuevo paradigma. No se puede continuar partiendo desde el mismo. Las sociedades cambian con el tiempo. La tecnología hay cambiado la forma de comunicarse, la forma de accesar información, por ende, las implicaciones en el comercio han sido muy importantes e impactantes. Sin embargo, hay aspectos esenciales en toda sociedad y generación, la búsqueda de las conexiones, la búsqueda de experimentar sensaciones con otros. La búsqueda de sumar recuerdos de momentos que suceden en compañía. Sin querer los centros comerciales durante mucho tiempo ofrecieron espacios donde la gente se encontraba debido a el imán del comercio. Esto ha cambiado. El imán comercial ya no es tan fuerte pero la necesidad básica de comparar está viva como hace mucho tiempo.  Incluso más viva que nunca, puesto que la tecnología lejos de ser enemiga pasa a ser una aliada a la creación y promulgación de esos espacios de encuentro a través de redes sociales virtuales que se convierten en reales cuando el encuentro se logra cara a cara.

Un nuevo paradigma nos debe llevar a repensar los espacios, basándonos en las verdaderas razones de visita, de interacción y de encuentros. Es volver a la esencia de las personas. Esa acción y deseo tácito de verse, de sentirse, de escucharse, de reírse en conjunto, de llorar, de compartir, de intercambiar, de jugar, de amar, de explorar. De crear viajes en conjunto que nos llevan a acumular esos recuerdos por siempre.

proyecto Oxigeno. Imagen cortesía Urbanismo Cuestamoras

No hay que pensar en como evolucionamos los centros comerciales, sino en una nueva formula totalmente diferente. Un nuevo paradigma. Espacios pensados en el contacto con la cultura, con el deporte, con el ocio, con la academia con los miles de razones que existen y existirán para que le gente se reúna, se conozca. El comercio debe convertirse en una consecuencia de las visitas. Más nos encontramos, más disfrutamos más felices somos, mejor vida logramos. Creemos espacios de viajes y conexiones para respirar felicidad.

Por Jorge Lizán Managing Director de Lizan Retail Advisors -LRA-

Jorge Lizan, LRA. Imagen cortesía

 

Consulta el articulo completo en la edición impresa 107  http://inmobiliare.com/inmobiliare-107/