De acuerdo con Rogelio de los Santos director general y socio fundador de Alta Ventures México, ahora las barreras para los emprendedores son menores desde el punto de vista de recursos como capital humano, sin embargo reconoce que ahora es necesario tener más conocimiento y habilidad “necesitamos que en el país se forme e invierta en las personas para que puedan volverse jugadores globales con cualquier iniciativa que lancen al mercado”.

Jordie Greenham, Homie.mx

En contraste, el CEO de Homie Jordie Greenham considera que en México los emprendedores enfrentan dos retos; uno es el regulatorio porque algunas startup avanzan más rápido que la regulación y el país está poco bancarizado “eso es una gran barrera para muchos modelos de negocio donde la transacción es digital y muchas veces es necesario que el público esté bancarizado”.
Karim Goudiaby CEO de Vivanuncios opina que el acceso a capital es uno de los principales problemas para los emprendedores si lo comparamos con países como Estados Unidos donde tienen los recursos y hay una cultura por probar para lanzar nuevos conceptos, se da una carrera a la innovación.
Juan Pablo Zorrilla,  Resuelve

En la experiencia de Juan Pablo Zorrilla, Co Director General de Resuelve, cuando comenzó con su proyecto de emprendedor en 2009, confiesa que eso se tomaba como un sinónimo de “ ‘estoy desempleado pero me da pena decir que soy desempleado’, la gente así lo percibía, hablabas con… no sé, mis papás y decían, pero ¿cómo? sí tenías una oferta en un banco americano e ibas a estar en Nueva York ¿Con qué vas a pagar la deuda de tu maestría?”.
Asegura que se han ido creando estructuras para capitalizar los buenos proyectos, así como los de alto impacto y se vuelven historias de éxito. Además, al ser empresarios ofrecen trabajo digno con capacidad de crecimiento y un servicio/producto que realmente solucionen un problema. En esa época el reto era conseguir capital y hoy estamos en el proceso de las empresas que se formaron en esos años, por lo que la visión de la empresa típica mexicana ha cambiado.
imagen de archivo

Los retos positivos y negativos se enfrentan en cualquier etapa de acuerdo a la complejidad del negocio, para Rogelio de los Santos, la toma de decisiones es difícil porque los pueden llevar al éxito o fracaso.
Rogelio de los Santos,  Alta Ventures México

Una vez que los emprendedores comienzan a recibir recursos por parte de los Fondos, finalizado el tiempo de inversión, quizá una decisión complicada sea vender la participación del emprendedor al Fondo. Al respecto, Juan Pablo Zorrilla comenta que “es muy difícil, pasa en etapas mucho más maduras de la empresa, en etapa temprana es muy difícil porque el emprendedor es la empresa, o sea es el que está generando las ideas, operando y mi trabajo -hace tres años-, una parte muy importante de mi tiempo la dedico en atraer talento, generar un equipo muy capaz que a su vez traiga gente muy capaz para ir formando una estructura, si depende de una persona “ya valió”, entonces se vuelve una posición muy visible dentro de la empresa”.
La recomendación que da Rogelio de los Santos es “no están solos y acudan a los organismos o infraestructuras de apoyo al emprendedor para tomar las mejores decisiones incluida la gente a su alrededor para que los haga ver las cosas desde diferentes ángulos y perspectivas”.
Por Catalina Martínez Quintero
También lee
La tecnología como aliada en la innovación de las empresas

México obtiene lugar 71 en el Índice Global de Emprendimiento 2018