Con una superficie de 9.7 kilómetros cuadrados, el Centro Histórico (CH) de la Ciudad de México (CDMX) es considerado el principal destino turístico-cultural del país. Declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1987 por la Unesco y Patrimonio Artístico por el Instituto Nacional de Bellas Artes (hoy INBAL), alberga cerca de mil 500 edificios de gran valor histórico y artístico, entre los que se incluyen templos, museos, hoteles, galerías y teatros.

De acuerdo con información oficial, la importancia de la riqueza que encierra entre sus calles, yace de los hallazgos arqueológicos que son testimonio de la existencia de la gran civilización del imperio azteca; su arquitectura resume la historia de la época prehispánica, colonial, independiente y moderna de México.

Se cuenta que a través de diversos decretos, durante los años treinta se logró proteger al Zócalo y otros edificios importantes, luego de que autoridades e instituciones se percataran de que la ciudad era el destino de un importante número de visitantes. Más tarde, el 11 de abril de 1980, se declaró al CH de la CDMX como “Zona de Monumentos Históricos”, dividida en dos perímetros.

Catedral Metropolitana, CDMX, México

Actualmente es reconocido como el centro más grande y emblemático de toda América Latina, entre sus joyas arquitectónicas se encuentra el Templo Mayor, centro religioso de la antigua Tenochtitlan; Palacio Nacional; la Catedral Metropolitana; el Antiguo Palacio del Ayuntamiento; el Museo Nacional de Arte; el Palacio de Bellas Artes; entre otros. En total mediante varios decretos y disposiciones, se han catalogado y protegido más de 500 edificios por ordenamiento de ley.

Aunado a todo este linaje patrimonial, el Centro Histórico mejor conocido como “el corazón de la ciudad”, comienza a abrirle las puertas a la modernidad.

Habitabilidad de la Zona Centro de la ciudad

Con una población total estimada de más de 21 millones de habitantes, la Ciudad de México es actualmente la quinta megaurbe a nivel mundial, de acuerdo con un informe de Naciones Unidas (ONU), lo que está generando una mayor demanda de vivienda en la zona central de la capital, donde se ubica el mayor número de centros de trabajo.

Es por ello, que algunos organismos en conjunto con la Autoridad del Centro Histórico han realizado diferentes foros sobre su revitalización y habitabilidad como el llamado “Foro Vivir el Centro”, organizado por la asociación Mejor Ciudad, donde académicos, servidores públicos e integrantes de la sociedad civil, discutieron políticas públicas de vivienda y plantearon distintas alternativas para hacer habitable esta demarcación.

Dentro de los principales objetivos en el marco de dicho encuentro, fue impulsar programas de desarrollo urbano que permitan regenerar la ciudad central para fortalecer su actividad económica, de vivienda, infraestructura y mejorar la calidad de vida. “El CH es un espacio en el que es fundamental poder entender las dinámicas económicas, ambientales, sociales y urbanas que acontecen en esta zona, con el fin de que podamos garantizar que se siga teniendo vida, movimiento, y sobre todo comunidad, en un marco de sustentabilidad”, señaló la titular de la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT), Mariana Boy.

Asimismo, subrayó que la intervención del Gobierno e instituciones en el CH, no puede reducirse solamente a la restauración y conservación de inmuebles con valor histórico, arquitectónico y cultural. Remarcó que existen ciertas características y dinámicas que enfrentar, como el despoblamiento de ciertos cuadrantes que al mismo tiempo reciben a diario a una gran cantidad de población en tránsito temporal por turismo y empleo, lo que implica una demanda considerable de servicios públicos.

“Una de las prioridades que tenemos en materia de intervención de todo el CH, debe ser redefinir y estar evaluando constantemente las vocaciones de los usos de suelo para que podamos tener un ordenamiento territorial adecuado que no sacrifique las oportunidades de vivir con una buena calidad de vida y tampoco impida o limite el desarrollo y el crecimiento económico de la zona”.

En referencia a este repoblamiento, condiciones y oferta de vivienda que permita utilizar todo el suelo subutilizado, Dunia Ludlow, titular de la Autoridad del Centro Histórico, refirió que hay muchos paradigmas que necesitan romperse, pues está demostrado que la preservación del patrimonio y la habitabilidad, pueden convivir en equilibrio, siendo la vivienda en renta una opción para lograr ciudades conectadas y compactas.

Otra de los organismos que han hecho alusión a este tema, es la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), la cual llevó a cabo el VII Simposium de Centros Históricos, evento anual que este año tuvo como sede la Ciudad de México.

Al respecto, Pablo Israel Vásquez Rodríguez, Presidente de AMPI Nacional destacó en conferencia de prensa, el aporte económico del CH, siendo importante fortalecer y unificar el turismo con el tema de vivienda. Por lo que, Gloria Arroyuelo de Pöhls, Presidenta de AMPI CDMX, hizo un llamado a desarrolladores que se han mostrado reacios a invertir en lugares en los que existe una estricta relación sobre inmuebles catalogados, aseverando que existe un nicho de oportunidad primordial en esta circunscripción.

Los profesionales inmobiliarios de AMPI, manifestaron plena confianza en que con la revitalización del CH, la iniciativa privada invertida en el desarrollo de más y mejores espacios para la vivienda y el comercio, logrando captar capital, crear empleos y atender la demanda de los ciudadanos. “La vivienda además de ser un satisfactor social para la familia, es un generador de comunidad que da identidad a una sociedad, la CDMX nos recibe para hacernos partícipes de la valiosa iniciativa que juntos sociedad y gobierno podemos concretar, que es la habitabilidad de los centros históricos”, finalizó Vásquez Rodríguez.

Acciones de Gobierno

Como parte del Programa Integral de Rehabilitación del Centro Histórico, el Gobierno de la Ciudad de México, encabezado por Claudia Sheinbaum, anunció una inversión total de 750 millones de pesos (mdp) para los trabajos de recuperación de este cuadrante, con un gasto inicial de 250 mdp que serán destinados para mejora de obra pública.

La finalidad de dicho programa es acondicionar la zona para desarrollar nuevos modelos de vivienda, a traer mayores montos de inversión por parte de la iniciativa privada, bajo tres ejes fundamentales: garantizar la seguridad, consolidar una colaboración estrecha con habitantes y comerciantes; y generar un desarrollo urbano incluyente.

Los últimos datos otorgados por las autoridades, indican que en una primera fase, serán destinados 73 mdp para la Antigua Merced; en el área de Av. Hidalgo, Eje Central y Reforma, serán designados otros 177 mdp que contemplan la intervención en los sistemas de agua y drenaje, ampliación de banquetas, entre otras obras; y finalmente 12 mdp serán para la reparación de obras menores en infraestructura y vialidad en el Jardín de Santísima y Loreto, así como en Garibaldi, La Ciudadela y la calle de Leona Vicario.

Otro de los principales objetivos que incluye esta iniciativa, es la unificación del Centro Histórico que desde 1980 está clasificado en dos perímetros, actualmente ubicados en las delegaciones Cuauhtémoc y Venustiano Carranza. “Se busca unificarlos y convertir un esquema incluyente […] Hoy queremos que ya no haya Polígono ‘A’ y Polígono B’, sino realmente sea un sólo Polígono del CH para poder incorporar a todos los comerciantes y a todos aquellos que viven en esta demarcación tan importante, no sólo para la ciudad, sino también para todo el país”, precisó Sheinbaum ante los medios de comunicación.

Retos y Oportunidades

Cabe destacar que dentro de los perímetros ‘A’ y ‘B’ que conforman el CH, existen 770 manzanas donde el 75% de los inmuebles están catalogados y el 35% restante, registra desocupación parcial, “entonces es un reto importante revitalizarlo, es claro que tiene una densidad de población mucho más baja que el resto de la ciudad”, explica Eduardo Torres, Director Ejecutivo de Ai360.

“Algunos retos que tenemos en materia de vivienda se pueden ver aquí […] prácticamente en el perímetro ‘A’ no hay una sola cuadra que tenga un inmueble que no cumpla con estas condiciones. O está catalogado por el INBAL, el INAH, Seduvi, o es colindante con alguno de esos inmuebles […] entonces el reto debería ser cómo podemos crear los mecanismos para que a través de fideicomisos o la participación pública-privada, se puedan revitalizar algunos de estos inmuebles”, puntualizó Torres.

En la parte del perímetro ‘B’, explicó que existe una parte importante que se puede desarrollar, destacando que los instrumentos de planeación en dicho cuadrante, son fundamentales para generar mecanismos que permitan aprovechar el máximo potencial de estas estructuras, sin dejar de lado el potencial que tiene el CH para detonar inversión privada y elevar el valor patrimonial de los inmuebles una vez restaurados.

En este sentido, Gloria Arroyuelo de Pöhls, representante de AMPI CDMX ha manifestado que los desafíos de las autoridades serán establecer las condiciones de habitabilidad, basados en seguridad, infraestructura, servicios, etc., para atraer al sector privado hacia los centros históricos.

Por su parte, la representante de la PAOT, se pronunció en pro de un control efectivo y equitativo de la calidad urbana. “Debe haber un sistema institucional y un sistema normativo transparente que no solamente regule el desarrollo urbano y el ordenamiento del territorio, sino que también asegure el cabal cumplimiento de la normatividad urbana con acciones de control y vigilancia efectivas”.

En conclusión, los expertos refieren que las ofertas inmobiliarias deben ser productos más flexibles financieramente. “Cuando hablemos de vivienda, tenemos que hablar de vivienda nueva, en una construcción de una ciudad sostenible, tenemos que aprender a aprovechar lo que ya está construido y ver qué dinámica o instrumentos podemos utilizar para que a partir de lo construido, generemos diferentes ofertas de vivienda asequible”, Dunia Ludlow.

Por Danae Herrera

Este es un articulo de la edición 114http://inmobiliare.com/inmobiliare-114/