Al momento de definir un lugar para invertir en la industria turística, el análisis debe ser multifactorial. Debe tomarse en cuenta el crecimiento del Producto Interno Bruto de cada ciudad, pero también hay que hacer otros cruces de datos, por ejemplo, la expectativa que se tiene de que los viajeros sigan llegando a cada localidad, el análisis de los competidores, número de habitaciones en cada plaza y por supuesto, las diferentes industrias que tiene cada ciudad.

Así mismo, hay que revisar la ocupación promedio que han tenido las localidades y las inversiones que se han hecho en ellas, lo que es un indicativo del crecimiento que se observará en los próximos años. Si tomamos por ejemplo el caso de Querétaro, encontraremos que tiene dos generadores importantes de demanda: el turismo y la industria. Este último sector, cuenta con las empresas aeroespaciales, las automotrices y la maquila electrónica. Esa diversificación de industrias hace que la plaza sea más atractiva, porque genera además un mercado interno que impulsa el comercio; además, Querétaro es capital del estado, con lo que se suma otro gran generador de demanda que es el sector gobierno. Todo esto da una ciudad con gran potencial para invertir.

Imagen tomada de City Express

Un caso similar es San Luis Potosí, que ha visto un crecimiento muy positivo pero además cuenta con un florecimiento industrial importante. Lo mismo sucede en las otras ciudades que hemos elegido: Puebla, que tiene demanda de hospedaje a lo largo de todo el año; León, por su ubicación estratégica; y Tijuana, una ciudad que siempre debe estar en cualquier canasta de inversión hotelera del segmento de negocios, por su importancia fronteriza.

Carlos Adams

Cabe señalar que en este portafolio no estamos incluyendo a las tres principales ciudades de la -CDMX, Guadalajara y Monterrey-, que son mercados muy maduros en los que siempre hay demanda de hospedaje, pero que también tiene mucha competencia, por lo que se necesitarían análisis exclusivos para saber el momento propicio para invertir en ellas.

Hay que definir también la vocación de la cadena hotelera ¿En qué segmento quieres invertir? He aquí algunas de las plazas que nosotros encontramos con excelentes perspectivas.

Tijuana

Es un ciudad que tiene un desarrollo médico, comercial, industrial, habitacional y hotelero de gran relevancia. Nuestra cadena tiene cuatro propiedades ahí, y estamos construyendo dos más por la alta demanda de hospedaje. Las experiencias previas han confirmado que es una plaza con un muy buen nivel de viajes de negocios, ocupación excelente, además, el viajero cuenta con un poder adquisitivo que en otras ciudades del país no se iguala fácilmente.

Por otra parte, Tijuana es una ciudad perfecta para hacer Bleisure y extender la estancia de viaje por uno o dos días para conocer los atractivos turísticos de la región. Tan sólo durante el 2017, un total de 27 millones de personas visitaron la entidad, los cuales, de acuerdo con la Secretaría de Turismo del estado generaron una derrama superior a los 116,000 millones de pesos,
que impactaron de manera positiva el desarrollo económico y turístico de la entidad y sus destinos.

Imagen tomada de City Express

Entre los atractivos turísticos de la región destacan: la Ruta del Vino, que produce 90% del vino de México en los 1,400 kilómetros de litoral del estado; Playas de Rosarito, el destino ideal para actividades acuáticas como el surf o el buceo, ubicada a sólo 22 km de Tijuana y famosa por ser la locación de grandes películas como El planeta de los simios o Titanic. Como dato curioso, en esta región se encuentran siete de los diez productos marinos más cotizados del planeta.

San Luis Potosí 

Es uno de los centros de atracción en estos momentos. Como en muchas otras ciudades, su desarrollo empieza en el centro, por el movimiento comercial que se genera ahí. Esta urbe tiene una gran bondad: su diversificación de negocios ya que se han desarrollador los sectores metalmecánico, agrícola, turístico, manufacturero, comercial, etcétera, por lo cual, si a una industria le
va mal, las demás nivelan la balanza. Su crecimiento superior a 5% es un indicativo de toda esta pujanza, y tiene polos de desarrollo que van desde el centro hasta la zona universitaria, la autopista y el área de hospitales. En conclusión, es una economía muy equilibrada que aún cuenta con muchas oportunidades.

Imagen tomada de City Express

Querétaro 

Esta ciudad ha tenido crecimientos altos desde hace muchos años, durante el primer trimestre de 2017 reportó un aumento de 6% en su PIB, por lo que sigue siendo una plaza con mucho dinamismo. A las citadas industrias automotriz y aeroespacial hay que sumarle el comercio y la actividad agropecuaria, que ha crecido mucho en los últimos años. Por todo ello se espera que
el crecimiento siga estable; por otro lado, su cercanía con la ciudad de México y el punto de salida hacia el norte, lo harán siempre un lugar estratégico para los negocios.

Imagen tomada de City Express

Aguascalientes

A pesar del auge económico que vive el estado -respecto a 2016, la actividad económica en la entidad aumentó 8.8%-, la ciudad de Aguascalientes es relativamente pequeña. Por ejemplo, nuestra cadena tiene un hotel, situado en la zona sur de la ciudad, sin embargo, estamos preparando otro en el norte. En esta ciudad norteña vemos dos puntos de desarrollo: la entrada de la ciudad, donde está situada la planta de Nissan y la salida a Zacatecas, en este caso creemos que el centro de la ciudad ya tiene los hoteles que necesita. Es importante resaltar que en el segmento de negocios lo que se debe buscar es que el huésped esté cerca de las zonas en donde va a tener sus citas de trabajo. En este caso, en el norte de la ciudad se están generando nuevos parques industriales por lo que es imperativo tener presencia ahí.

Puebla 

La bella ciudad de los Ángeles siempre ofrece potencial. Es una urbe que tiene desarrollo en diversos puntos, por ejemplo, en la autopista, frente a la VolksWagen —una zona de intensa demanda con el área industrial de Finsa enfrente, también resaltan las zonas de Angelópolis y La Noria. Tanto la parte del centro como la que está cerca de la carretera son puntos que pueden resultar estratégicos para cualquier cadena. Además, su amplia diversidad permite posicionar distintos segmentos de mercado, desde el de bajo costo y servicios limitados, hasta el de gran refinamiento.

Imagen tomada de City Express

León 

Hablando de ubicaciones estratégicas, León tiene una geografía privilegiada. Es una ciudad que está en medio de otras de gran importancia para la industria y la agricultura, además tiene el
acceso a la carretera que va directamente a Estados Unidos, columna vertebral del comercio para nuestro país -y lo seguirá siendo, independientemente de la renegociación del TLC-. Cerca de León se encuentra Silao, Salamanca, Celaya, Irapuato y, la capital del estado, Guanajuato. Al sur tiene a Querétaro y hacia el norte, tiene grandes rutas, empezando por Lagos de Moreno -ciudad cuya importancia va en aumento- después Guadalajara y Monterrey. A partir de aquí se tiene toda la salida hacia los estados fronterizos. Las opciones son diversas e irán de la mano con los planes de
inversión. Mi recomendación final es siempre evaluar la plaza y el potencial de crecimiento de la misma.

Por  Carlos Adams Director de Promoción de Franquicias de Hoteles City Express

Este artículo fue de la edición 108 http://inmobiliare.com/inmobiliare-108/