Conecta con nosotros

Construcción

Salvando vidas y protegiendo su inversión de manera inteligente

Publicado

el

En México siempre ha existido y ha sido materia de debate el tema de protección de inmuebles, ya que a diferencia de otras naciones, el país carece de un marco regulatorio suficientemente robusto que ayude u obligue a los inmuebles a contar con un sistema de protección contra siniestros, así lo manifestó Cristóbal Ojeda Zamudio, Director de Desarrollo de Negocios de Hidrosistemas Baja, empresa pionera en el suministro de sistemas contra incendios, dedicada a brindar soluciones integrales que comprenden diferentes segmentos entre ellos el oil & gas, oil & power y el sector industrial.

Ojeda Zamudio reveló que, conforme a datos extraídos de diversas fuentes, México es el segundo país en Latinoamérica con el mayor número de rascacielos construidos y en vías de construcción y sólo el 8% cuentan con un sistema de protección contra siniestros, por lo que consideró de gran trascendencia generar conocimiento con el fin de garantizar la operación de todo inmueble, a través de la protección del capital humano y el capital fijo. 

“Los principales siniestros a los que están expuestos (inmuebles) son huracanes, terremotos e incendios, donde estos últimos representan el 31.2% de los desastres, con una índice de mortalidad de 26.9%; lo preocupante del caso es que la tasa de crecimiento de este tipo de eventos es del 10% anual, esto sólo en las principales ciudades como CDMX, Guadalajara y Monterrey”,  detalló Zamudio. 

Con lo anterior, surgen diferentes interrogantes, ¿son nuestras edificaciones seguras? ¿las medidas regulatorias son adecuadas? “La normativa que rige en México es la NOM-002-STPS un tanto ambigua […] De igual forma existen otras reglas internacionales que tienen la finalidad de preservar la vida humana, salvar la propiedad, sus contenidos y asegurar la operación del edificio, así como limitar el impacto ambiental”. 

Esto “no quiere decir que la norma oficial mexicana no busque también estos objetivos pero como les menciono, es muy ambigua, entonces es ahí donde existe una área de oportunidad muy interesante. Es tan ambigua como tan amplia es la National Fire Protection Association -NFPA-, la cual rige en gran parte del mundo, que es donde nosotros hemos encontrado ese amplio espectro para poder hacer diseños inteligentes que nos lleven a ayudar a los inversionistas a que el costo de su inversión no se dispare al menos en el tema de seguridad”. 

Cristóbal Ojeda Zamudio, Director de Desarrollo de Negocios, Hidrosistemas Baja.

Ojeda Zamudio, también precisó que a largo de 23 años periodo en el que la compañía ha mantenido constante relación con inversionistas y desarrolladores industriales, estos tienen la percepción de que un sistema contra incendio genera altos costos, a lo que apeló este tipo de estructuras son variables. “El precio de un sistema debe rondar entre 1.5% y 2.5% del total de la inversión, obviamente va depender de algunos otros factores”.

Como caso de estudio hizo mención al siniestro que cimbró la ciudad de Londres, Inglaterra en 2017 en Grenfell Tower, el cual dejó como saldo 70 muertos y un impacto financiero de 1 billón de dólares en contraste con los 600 mil dólares requeridos para la instalación de rociadores automáticos contra incendios. 

Aquí la importancia de su instalación, así como el “contratar o tener gente especializada que realmente esté enfocada en darle al cliente un producto eficiente y aceptable que le permita tener continuidad en el negocio a lo largo de los años. El sistema contra incendio para nosotros, incrementa el valor de la inversión”. 

Por Danae Herrera

Este es un fragmento del artículo EXNI: La Evolución del mercado inmobiliario y las tendencias que revolucionan el ciclo de negocios de la edición 117

Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio BANORTE-BESO-Display_300x600
Anuncio