María Luisa Albores González, Secretaria de Bienestar Federal, Edna Elena Vega Rangel, Directora General de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) y Adán Augusto López Hernández, Gobernador de Tabasco, firmaron un convenio de colaboración para la producción de vivienda social, que tiene como objetivo dar una casa a los sujetos agrarios del programa Sembrando Vida

Esta iniciativa comenzará con la primera entrega de 100 viviendas a los municipios de Jalapa, Tacotalpa y Teapa. Por lo que la Directora de Conavi destacó que se destinarán 15.5 millones de pesos aportados por la Comisión Nacional de Vivienda, el Instituto de Vivienda de Tabasco (Invitab), los propietarios del ayuntamiento y del Gobierno Federal. 

El Gobernador comentó que los beneficiarios serán a través de trabajos coordinados con las comunidades más necesitadas de los municipios antes mencionados y que se pretende construir 300 viviendas. 

Foto: Tabasco.gob

La Secretaria de Bienestar informó que al programa Sembrando Vida se le destinan 331 millones de pesos mensuales para la reforestación de 150 mil hectáreas, además que en dicho proyecto se busca generar 60 mil empleos permanentes hasta el 2024.   

El Gobernador mencionó que el Estado ocupa los primeros tres lugares a nivel nacional donde hay mayor número de acciones de programas como Sembrando Vida, Jóvenes Construyendo Futuro, así como pensiones para adultos mayores y personas discapacitadas. 

Por lo que pidió a la Secretaría de Bienestar su intervención para que Tabasco se anexe al padrón de estados con pueblos indígenas para obtener beneficios de este rubro. “Resulta que Tabasco, en la medición que se hizo, resultó como un Estado sin municipios con población indígena, y eso impide que nuevos posibles beneficiarios puedan entrar al programa”.