Banco de México (BANXICO) presentó su Reporte sobre las Economías Regionales (Enero – Marzo 2019), documento en el cual se indica que la actividad económica en el país mostró una contracción durante el 1T19, respecto del trimestre previo, fenómeno que se puede atribuir tanto a la moderación del crecimiento de la economía global, como a una mayor debilidad de la demanda interna.

Dicha contracción de la actividad económica nacional se vio reflejada en todas las regiones del país, principalmente en las zonas centrales y el sur, mientras que el norte presentó una desaceleración. A esto contribuyó según BANXICO, el débil desempeño de las manufacturas, de la minería y del turismo en todas las regiones con excepción del norte en el caso de las manufacturas, de las regiones centrales en el de la minería, y del sur en el caso del turismo.

Sector Construcción

En el primer trimestre de 2019, la construcción continúo mostrando debilidad, toda vez que el repunte reportado en enero fue temporal y estuvo concentrado en rubros específicos. Con base en información de la Encuesta Nacional de Empresas Constructoras (ENEC), pese a que se observó un crecimiento en enero, en febrero y marzo se registró nuevamente una caída.

Si bien en el trimestre que se reporta en promedio el valor real de la producción mostrará una expansión en todas las regiones, con excepción del centro norte, el valor real de las empresas constructoras continuará mostrando un débil desempeño en las cuatro regiones.

El crecimiento promedio durante dicho periodo reflejó la expansión de la obra privada en el norte, el centro y el sur. En contraste, en el centro norte la construcción se contrajo debido a la evolución negativa tanto en la obra pública, como en la privada. La obra pública en el sur permaneció relativamente estancada en niveles bajos, en tanto que en el centro dejó de mostrar la fuerte contracción que había registrado desde el primer trimestre de 2018.

De acuerdo con dicho documento, en la región norte, las fuentes empresariales consultadas asociaron el impulso a la actividad en la construcción privada principalmente al dinamismo de la edificación vertical de uso mixto, así como a la construcción de hoteles, hospitales y centros de espectáculos. En particular, destacaron la creciente oferta de espacios de oficina en ciudades como Monterrey, Tijuana, Hermosillo y Chihuahua.

Por su parte, en la zona centro norte se observa una disminución del gasto público en infraestructura urbana y de servicios por parte de los gobiernos estatales y municipales, y en infraestructura de transporte por parte del gobierno federal.  En la región centro, se asocia el impulso a la actividad en la construcción privada con la evolución positiva que persiste en el sector manufacturero (automotriz y aeroespacial) en los estados de Guanajuato y Querétaro, generando un aumento en la demanda de naves industriales y centros de logística por parte  de nuevas empresas.

Finalmente, en la región sur,  la construcción contratada por el sector privado se vio impulsada por la edificación industrial, particularmente en Campeche y un menor dinamismo en la asignación de licitaciones en adición a los recortes presupuestales en infraestructura.

Con información de BANXICO (Consulta el Informe Completo)