La plataforma Airbnb llegó al país para ocupar un lugar importante en la economía de los mexicanos al otorgar la facilidad de alquilar por diferentes lapsos de tiempo, desde una habitación hasta propiedades completas. Sin embargo, los empresarios hoteleros han mostrado su descontento debido a la falta de pago de impuestos de la compañía de hospedaje.

Razón por la que la Secretaría de Turismo inició el acercamiento con Airbnb para su regulación en México. Miguel Torruco Marqués, secretario de Turismo, comentó que ya trabajan junto con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en el modelo de fiscalización de las plataformas de renta vacacional tipo Airbnb.

Actualmente, sólo siete entidades realizan un cobro adicional del 3% por la contratación del servicio, incluida la Ciudad de México. De acuerdo con el titular de la Sectur, los ingresos recaudados por el cobro del Impuestos al hospedaje serán destinados a la promoción turística.  

Según datos de la Universidad Anáhuac, los hoteles pagan alrededor de 50 centavos por cada peso que ganan, mientras que Airbnb se ha librado de pagar más de 5 mil millones de pesos al año por concepto de ISR.

Por lo que Torruco Marqués lo definió como una competencia desleal para la hotelería tradicional en el país; opinión con la que coincide Richard Zarkin, gerente de Relaciones Públicas de la Oficina de Visitantes y Convenciones (OVC) Riviera Nayarit, quien declaró a El Financiero que las tarifas comerciales de servicios son más bajas para los anfitriones de plataformas digitales, lo que supone una competencia desleal.

Por su parte Airbnb informó que está dispuesto a cooperar con los estados del país para la generación de marcos regulatorios que beneficien a sus actuales y futuros anfitriones.