La construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) en Texcoco debe continuar, ya que cuenta con aspectos técnicos favorables, así como efectos positivos para la economía del país, aconsejaron miembros de organizaciones de ingenieros.

Al entregar el dictamen solicitado por la próxima administración sobre el tema, garantizaron que tener una operación entre el actual aeropuerto y la base militar de Santa Lucía elevaría costos para su funcionamiento.

El propuesto Secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú,  comentó que no puede dar una postura concreta sobre dichas opiniones; “agradezco el apoyo y lo iremos esbozando, estaremos informando a través de las mesas de debate con expertos. Esto es un primer paso de esta consulta de opiniones y después haremos mesas de discusión y organizaremos del 10 al 28 del próximo mes la consulta, y la decisión será a partir de la opinión de la ciudadanía, la cual, estará bien informada”.

Imagen tomada del NAICM

El Presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de México, Ascencio Medina consideró que de cancelarse la obra, el país mandaría una mala señal el cual repercutirá en las inversiones.

Por su parte Salvador Landeros, presidente de la Unión Mexicana de Asociados de Ingenieros (UMAI), mencionó que el dictamen que emiten es de forma objetiva e imparcial, su único objetivo es contribuir con los intereses nacionales.

“A reserva de confirmarse la viabilidad del aeropuerto ‘Benito Juárez’ y Santa Lucía, debido a que algunos expertos opinan que sí es viable la operación sin interferencia entre los espacios aéreos, y satisfaciendo la demanda a largo plazo. Tomando en cuenta las inversiones, la UMAI se inclina por continuar el proyecto si se toman en cuenta las recomendaciones”, dijo.

Imagen tomada del NAICM

Se debe resolver el riesgo aviar y los sistemas regulares del lago Nabor Carrillo, mitigar los problemas ambientales, ecológicos e hidráulicos, asimismo actualizar el estudio de rentabilidad social y desarrollo urbano, llevar auditorías físicas y financieras, entre otros.  

A su vez, su similar de la Academia de Ingeniería de México, José Francisco Albarrán Núñez, indicó que la recomendación del organismo es resolver lo relacionado con el tema hidrológico y ambiental, así como el alto costo de mantenimiento, la infraestructura de transporte y la terminación de la obra para 2023.

“La opción de dos aeropuertos es poco atractiva y de muy alto riesgo para el país en cuanto a costo, desempeño y tiempo”, apuntó.

Con información de Forbes