A finales de junio, Shake Shack inauguró su primera sucursal en México en Avenida Reforma y, apenas hace unos días, la cadena inició operaciones en Arcos Bosques. Rodrigo Losada, Bussines Director de la compañía, habló con Inmobiliare sobre los planes de crecimiento de la cadena. 

“Nosotros operamos nuestra subsidiaria a través de Grupo Gigante y desarrollaremos la marca a nivel nacional. Planeamos tener 30 tiendas a 10 años, no es ni tan agresivo ni tan lento, un crecimiento de 2 a 3 tiendas anuales”, sentenció Losada. 

Por otra parte, los inmuebles en los que se encuentran ubicados los restaurantes forman parte de la estrategia con la que la famosa cadena de restaurantes quiere conquistar al público mexicano.

“Buscamos un local que estuviera en el centro, ni muy al sur ni muy al norte, que fuera accesible y que se pudiera llegar desde cualquier parte de la ciudad. Al final nos fuimos por Reforma, un lugar icónico, en la esquina del Ángel de la Independencia”, comentó el Bussines Director.  

Con respecto a la sucursal Arcos Bosques, Losada dijo que forma parte de la estrategia de crecimiento pero que nunca se buscó que fuera con la que Shake Shack hiciera su debut en México. 

El diseño del restaurante; vital en la estrategia de Shake Shack 

Para la cadena estadounidense, la experiencia de sus clientes es fundamental para asegurar su éxito. Parte de esta se relaciona con el diseño interior y exterior de los inmuebles, que también forma parte del diferenciador de Shake Shack en otros mercados. 

En el caso de México, la firma optó por inspirar su cocina en el diseño original del primer kiosco gastronómico permanente que operó en Madison Square Park, en Nueva York. 

Shake Shake Restaurantes 

Ubicaciones: Reforma y Arcos Bosques 

Giro: Restaurante Casual 

Inversión: 20 mdp por sucursal 

Operador: Grupo Gigante