Rentar una vivienda es tener una mayor posibilidad de satisfacer las necesidades del inquilino. Octavio González Ochoa, director general de SíRenta piensa que al comprar una propiedad no necesariamente es lo que el cliente quiere sino para lo que le alcanza. Por ello, una de las fortalezas de la vivienda en renta es tener flexibilidad.

Miguel Ángel Enriquez, director de Operaciones de SíRenta

En cuanto al cobro de las rentas, González Ochoa afirma que “nosotros estamos ampliando el abanico de formas de pago, todas bajo procesos, fiscalizadas, con facturas y eso, también es importante para algún segmento al que estamos enfocados donde les piden factura y de lo contrario,  cómo deduces ciertos gastos, aquí si lo hay. Si se compara con el mercado informal donde todo es en efectivo, no hay transacciones, facturas ni pago de impuestos”.
En complemento, Miguel Angel Enriquez, director de Operaciones de SíRenta menciona que respecto a la prospección del cliente “lo que estamos haciendo es analizar realmente la capacidad de pago y moral del potencial inquilino, por dos situaciones, evidentemente el pago para no tener problemas de cobranza y en el segundo caso, para evitar problemas de extinción de dominio porque el objetivo no es tener un inquilino complicado”.
Personas con ingresos altos prefieren rentar inmuebles
SíRenta

Algo que han encontrado en SíRenta relacionado con el perfil de los clientes es que las personas de mayores ingresos tienden a rentar más que aquellos con menores ingresos porque financieramente, hoy en México dadas las tasas de interés y los requerimientos de los bancos o instituciones financieras, hacen mucho más cara la compra que la renta.
“Aunque tendremos opciones de renta para las diferentes necesidades, estamos muy enfocados en que siempre se genere un ahorro para el inquilino cuando lo compara con comprar una propiedad a crédito. Nosotros, vemos que rentar sea más barato que la mensualidad de una hipoteca por el mismo tipo de propiedad”, complementa Miguel Angel Enriquez.
En complemento, el Director de Operaciones de SíRenta explica que “cuando una persona compra una casa mediante crédito hipotecario, generalmente se destina hasta 30% de los ingresos para este pago. En contraste, nosotros dependiendo del perfil del inquilino y el tipo de producto, los potenciales clientes destinarán entre 20 y 40% de su ingreso y la explicación es que algunos jóvenes u hogares de reciente creación privilegian la ubicación, sin pagar un coche, escuela de los hijos, etcétera. La capacidad de pago se vuelve distinta y eso es lo que analizamos en cada cliente”.
SíRenta va por las primeras 465 unidades de vivienda en renta
Octavio González Ochoa, director general de SíRenta

Las primeras tres torres están en proceso de construcción ubicadas en la zona poniente de la Ciudad de México. Contemplan un plan de desarrollo anual de entre 500 y 1000 unidades para generar una masa crítica importante con el objetivo de ofrecer más opciones de unidades en renta a los clientes con dimensiones promedio de los departamentos de entre 50 a 250 metros cuadrados.
Algo que no pierden de vista es que los clientes estarán conformados por distintos tipos de personas como familias, solteros, roommies, adultos mayores, parejas y personas con mascotas. Además, hay otras variables, por ejemplo la tecnología –acceso a internet-, paquetería por el comercio electrónico, las mascotas requerirán espacios para pasear y bañarlos.
Fue en mayo de 2017 cuando ALIGNMEX Res Manager colocó un CKD mediante Oferta Pública Restringida Primaria Nacional con clave “SIRENCK” por un monto máximo de dos mil millones de pesos bajo el esquema de llamadas de capital y fue por 400 millones de pesos a un plazo de 10 años, por lo que representó 20% del monto máximo.
Agrega, Octavio González que estas tres torres se vendieron al costo al CKD y prácticamente buscarán comprometer el 100% de los recursos obtenidos en esta primera llamada de capital en un periodo de un año o menos porque en su plan no está tener dinero ocioso. Tienen estimado que el desarrollo de cada proyecto sea entre 24 a 36 meses pero dependerá de cada torre porque serán de 100 departamentos como mínimo.
Respecto a regresar al mercado por oferta subsecuente, menciona que en el momento que hayan cubierto 80% de la inversión podrán ir por recursos nuevos y no espera, que sea en los cinco años que tienen de plazo, sino que será más corto plazo.
Por Catalina Martínez Quintero
También lee 
Homie: la plataforma que facilita la renta de departamento

Avanzan los desarrollos de vivienda en renta

Vivienda en renta, sector con más certeza del segmento inmobiliario: Alignmex