La sustentabilidad es un gran tema que se debe poner sobre la mesa. Riviera Maya es una zona que sigue creciendo, pero no hay crecimiento sin afectar al medio ambiente. La gente habla de sustentabilidad, pero son pocos los desarrolladores que tienen un compromiso real con este concepto y que lo llevan a la práctica. El Tren Maya por su parte representa un reto de desarrollo urbano y de sustentabilidad muy fuerte. Para debatir más sobre este tema se reunió a Vanessa Infante de Kasa Tulum, Daniel Bautista de PGI Engineering y Rodolfo Benítez de Proyecta y fueron moderados por Alberto Limón de Consulta, en el evento de Real Estate Business Riviera Maya 2018.

DE IZQUIERDA A DERECHA – Moderador Alberto Limón, CONSULTA – Rodolfo Benítez – GRUPO PROYECTA – Daniel Bautista – PGI ENGINEERING – Vanessa Infante – KASA TULUM

1.- Hay que pensar que le sustentabilidad consta de tres ejes: los recursos naturales, la integración socioeconómica de las comunidades y la planificación e integración del desarrollo que se va construir, de tal forma que se cree un equilibrio entre ellos.

2.- En la Riviera Maya los recursos naturales son fundamentales, la perdurabilidad de ellos es lo único que puede preservar la continuidad del modelo de negocio que impera en la zona.

3.- Nunca antes una parte importante del mercado había estado más a tono con este tema. Los millennials ya traen el chip de sustentabilidad y ecología. Se ve en lo que consumen, en la forma en que se desplazan, en sus decisiones alimenticias y de estilo de vida.

4.- En México en general y Riviera Maya en particular hay un gran rezago en la implementación de generación de energía, a través de residuos al momento de construir, eficiencia energética para gastar menos en los desarrollos y la gestión de residuos que se generen en los desarrollos inmobiliarios.

5.- El 51% de la población que trabaja en la industria hotelera vive en el tercer polígono de la zona de contención, en la parte más alejada con lo que la inclusión social es nula. Los desarrolladores deben considerar a estas personas al momento de crear sus proyectos, incluirlas y si es necesario darles clases de oficios para que se sumen al proyecto general.

6.- El Tren Maya puede ser un buen proyecto si se hacen estudios de impacto ambiental y conservación de fauna en las zonas de selva y también puede activar la economía en los lugares donde hará parada. Debe ser un proyecto que lleve desarrollo, inclusión y mejor calidad de vida para estas regiones.

Por Alan M. Munguia y Gabriela Ortiz