Paneles

Sustentabilidad y otras tendencias en Centros Comerciales

En todo el planeta se ha venido subrayando una imperiosa necesidad de emprender una acción mundial para frenar al cambio climático, de hecho, sabemos que si no se toman medidas inmediatas para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero, el calentamiento global podría acarrear consecuencias irreversibles. Cada año, la energía consumida por los edificios […]

En todo el planeta se ha venido subrayando una imperiosa necesidad de emprender una acción mundial para frenar al cambio climático, de hecho, sabemos que si no se toman medidas inmediatas para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero, el calentamiento global podría acarrear consecuencias irreversibles.

Cada año, la energía consumida por los edificios en América del Norte, ocasiona la liberación a la atmósfera de más de dos mil 200 mega toneladas de dióxido de carbono (CO2), esto es, alrededor del 35% del total de la región. En este panel de discusión que tuvimos oportunidad de realizar en conjunto, Inmobiliare Magazine con el International Council Of Shopping Centers en la ciudad de Nueva York, reunimos a varios jugadores de la industria inmobiliaria, en especial del sector comercial, quienes desde su conocimiento y experiencia, opinaron acerca de las nuevas tendencias en sustentabilidad aplicadas al desarrollo inmobiliario de centros comerciales.

En la actualidad, existe un debate tanto en Estados Unidos, como Canadá y Europa, sobre cuál es el estándar en materia de sustentabilidad, es decir, qué es y qué no es sustentable. Para la industria inmobiliaria de los centros comerciales, la discusión tiene enormes implicaciones, de hecho, al modelo LEED se han sumado otras tendencias como por ejemplo: IE, Energy Star, entre otras.

Por otra parte, otro tema directamente relacionado es el efecto del sistema de Cap and Trade, lo que necesariamente demanda contabilidad de huellas de carbón, es decir, se hace muy importante la posibilidad para la industria del desarrollo inmobiliario, la posibilidad de vender bonos de carbón, no obstante, gran parte de la discusión y participación de los desarrolladores inmobiliarios en México se ha centrado solamente en lo que se debe hacer para construir adminisde manera sustentable, materiales, retornos de inversión, costos, etc. Sin embargo, la discusión va más allá. La opinión de los panelistas invitados, es que todavía no se ahondado en los programas de compra de bonos o del llamado “Mercado de Bonos de Carbono.”

La industria inmobiliaria y la sustentabilidad

La tradición arquitectónica de México favorece, sin duda, las prácticas y diseños de edificación que son respetuosas del medio ambiente; es decir, se ha reducido el impacto ambiental en los últimos años. No obstante, las políticas para fomentar la edificación sustentable son relativamente nuevas y por lo general, se han centrado en el sector de la vivienda. Por ejemplo, la Comisión Nacional de Vivienda – CONAVI, ha estado documentando prácticas sustentables y trabaja en la definición de criterios para viviendas de este tipo. El Instituto del Fondo Nacional de Vivienda para los Trabajadores – INFONAVIT, ha creado un programa de “Hipotecas Verdes”. Por su parte, la Comisión Nacional para el Ahorro de Energía – CONAE, comenzó a trabajar recientemente en la instrumentación de un programa de calentadores solares de agua; tal iniciativa, junto con el establecimiento de lineamientos de sustentabilidad para las adquisiciones, arrendamientos y servicios del sector público, sin duda coadyuvará en el proceso.

Además, los nuevos hoteles en algunas áreas ambientalmente vulnerables, están integrando tecnología para reducir su huella ecológica y varias empresas privadas diseñan sus oficinas de modo que sean más eficientes desde el punto de vista ambiental.

Sin embargo, por sí solos, las fuerzas del mercado y los programas oficiales actuales no impulsan los cambios necesarios en el sector de la construcción.

De hecho, la industria de los centros comerciales, es la más importante del mercado de los bienes raíces, sobre todo, porque se ha aprovechado de buena manera y responsablemente, la tierra y la renta de espacios comerciales, es decir el Retail.

Afirman los panelistas que lastimosamente en México hay obstáculos adicionales, como por ejemplo, la carencia de planes urbanos y reglamentos de construcción que aborden cuestiones de sustentabilidad; la ausencia de un sistema de certificación de uso generalizado para las prácticas de edificación sustentable y la falta de datos sobre consumo de energía y agua en los inmuebles.

El panorama

Ante esta dinámica y teniendo en cuenta que la industria de los centros comerciales es una impresionante máquina de consumo, el sector necesita adaptarse cada vez más a los cambios y tendencias que existen en el mundo. Por eso, comentaron los invitados al panel, que los centros comerciales se transforman en distintos formatos, que van desde un centro comercial urbano para una comunidad en específico, hasta la nueva tendencia, como son los usos mixtos. Entre sus elementos diferenciadores, tenemos el diseño arquitectónico. Para la industria de los bienes raíces comerciales -añaden los invitados al panel-, los temas del cuidado del medio ambiente han evolucionado rápidamente en la sociedad, al grado que varios desarrolladores, en conjunto con arquitectos, han concebido novedosos diseños en centros comerciales, que por supuesto, se han planeado para el cuidado del medio ambiente incorporando en ellos, las más modernas técnicas de diseño y construcción verde. Hay que considerar que antes, estas prácticas se consideraban un lujo, hoy en día son una realidad y una tendencia bastante seria, que se debe aplicar a todos los nuevos diseños, comentan los invitados.

Así las cosas, diferentes diseños y certificaciones por parte del USGBC – U.S. Green Building Council LEED Leadership in Energy and Environmental Design – se han vuelto más comunes. Esto ocurre, por las estrategias comerciales que han adoptado las empresas manufactureras, incorporando aspectos sustentables y sistemas a sus productos, que se vuelven mucho más prácticos y económicos al implementarlos en el mercado.

Por lo tanto y de acuerdo a lo que comentaron los panelistas, las nuevas tendencias y principios para construir y desarrollar centros comerciales sustentables son ya un hecho, además, porque las mismas comunidades así lo empiezan a demandar. La gente, está comenzando a hacer un “switch” en su conciencia, frente al cuidado del medio ambiente.

En tanto, hay un número creciente de empresas y organizaciones dedicadas a la edificación de tipo sustentable, de hecho, la principal organización dedicada a este rubro en Estados Unidos, es el Consejo Estadounidense de Edificación Sustentable (US Green Building Council, USGBC), que cuenta con más de doce mil organizaciones y miembros, y de acuerdo a los datos que esta misma organización entrega, consideran que el valor de la industria de la edificación sustentable asciende hoy en día a más de $EU12,000 millones.

Así las cosas, se calcula que en la actualidad la edificación sustentable representa en Estados Unidos alrededor de 2% del mercado de inmuebles no habitacionales nuevos, proporción que se espera aumente para 2010 y alcance entre 5 y 10%, de acuerdo al USGBC.

En Canadá, las tendencias en edificación sustentable son similares a las de Estados Unidos. El Consejo Canadiense de Edificación Sustentable (Canada Green Building Council, CaGBC), que fue fundado en 2002, ya cuenta con mil 400 miembros.

De México no se tienen cálculos disponibles sobre el número de edificaciones sustentables, sin embargo en 2002, se creó la Red Nacional de Arquitectura Bioclimática, que ha estado activa en México y en toda América Latina. Ese mismo año se fundó el Consejo Mexicano de Edificación Sustentable (CMES), organismo que se relanzó en 2005 en Monterrey.

Consideraciones de la edificación sustentable y los centros comerciales

Cada vez más personas visitan los centros comerciales y lo hacen varias veces por semana, bien sea para hacer compras, buscar entretenimiento, o comer si es el caso. Esto ocurre porque muchos de los usuarios y visitantes de un mall, tienen sus lugares de trabajo cerca, además, en algunas ciudades de Europa, Estados Unidos y en mucha menor cantidad de Latinoamérica, los visitantes llegan en sus bicicletas, sobre todo, pensando en centros comerciales con un formato como los Power Centers, donde los vecinos y la comunidad cercana al lugar tiene la oportunidad de desplazarse en estos vehículos y suplir en estos espacios sus necesidades de entretenimiento.

Por su parte, el desarrollador también ha venido haciendo su tarea, en opinión de los panelistas, la mejor manera como el administrador o desarrollador de un centro comercial bajo el formato Power Centers puede dirigir efectivamente sus estrategias de sustentabilidad, es haciendo que las rentas con los locatarios sean a largo plazo, esto da como resultado un importante ahorro de energía. También, si se ejecutan nuevas estrategias en el aprovechamiento de los espacios y sobre todo del aire acondicionado, estarán apoyando a la conservación del medio ambiente.

Además, hoy en día los desarrolladores pueden sacar provecho de la buena imagen que genera implementar estas medidas sustentables, el marketing que se ejerce al nombrar la lista de beneficios que adquieren los inquilinos de un inmueble certificado LEED, coloca al desarrollo en un ranking selecto.

Los impactos negativos en las prácticas de edificación

El proceso de certificación de los proyectos inmobiliarios sustentables se tiene que analizar a fondo, afirman los invitados al panel. En esta industria, los impactos ambientales se presentan durante todas las etapas de vida del inmueble, es decir, desde el diseño hasta la demolición, pasando por la ubicación, construcción, uso y renovación. Por lo tanto, las decisiones que se toman a lo largo de estas etapas de vida del desarrollo, afectan también el valor comercial, la salud y productividad de quienes laboran en el inmueble y ante todo, la calidad de vida.

Los impactos ambientales directos son: las emisiones de gases de efecto invernadero y otras emisiones atmosféricas relacionadas con el consumo de energía, consumo y descarga de agua, impactos relativos a los materiales de construcción, residuos sólidos de las diferentes etapas del ciclo de vida de un inmueble y calidad del aire en interiores. Los impactos secundarios, se relacionan con los ciclos de vida de los productos de la edificación, el desarrollo de infraestructura y los sistemas de transporte. En opinión de los panelistas, se habla de que el 40 % de las emisiones de gas carbónico que se producen, vienen de los edificios que generan un gasto importante en el uso

de energía; el dilema es que las empresas que están en estas edificaciones generan empleos para la comunidad, incluso, en el caso de la energía en donde se pide tener más ahorros.

Se han generado por otra parte, herramientas gratuitas de comunicación, la misma web, los call centers que son indispensables y que han ayudado al desarrollo del planeta. Estos, así como otros ejemplos, son el dilema suscitado a partir de los avances de la tecnología, y los daños que se están haciendo al medio ambiente. Por otra parte, hay que generar políticas congruentes entre lo que el desarrollador pregona de sus inmuebles desde el punto de vista de la construcción per se y el daño que puede estar haciendo dicho desarrollo.

Por ejemplo, en Dubai y Las Vegas vemos los mejores edificios basados en eficientes técnicas de construcción, no obstante, estos inmuebles son edificados en los desiertos y necesitan un impresionante consumo de aire acondicionado, lo cual va en un efecto inverso a lo que promueve el inmueble como tal.

De hecho, los centros comerciales en un inicio se planearon para que las comunidades cercanas se reunieran en estos espacios. El comercio se llevó a las alamedas, a las plazas y edificios públicos, después, se asumió el modelo americano de los grandes centros comerciales, de los malls, en donde hoy en día, para llegar a estos, hay que recorrer grandes distancias a partir de ineficientes sistemas de transportación e infraestructura, por lo tanto, los conceptos de sustentabilidad van en contravía y chocan. Por una parte, tienes un inmueble que hace esfuerzos en el ahorro energético, que obliga al visitante o usuario a que en su desplazamiento contamine.

Finalmente, en opinión de los invitados al panel, hay que empezar a reducir cada uno de nosotros, la huella de carbono, hay que seguir haciendo cambios y transformado la cultura de ahorro de energía y de otros recursos renovables.

Compartir:
  • googleplus
  • linkedin
  • tumblr
  • rss
  • pinterest
Carlos A. Caicedo Zapata

Escrito por: Carlos A. Caicedo Zapata

Profesional de la Comunicación Social y Periodismo. Es graduado de la Universidad Autónoma de Occidente, con sede en Cali – Colombia.

Cursó en la Universidad Iberoamericana de México, la Maestría en Comunicación y su línea de investigación fue en Nuevas Tecnologías.

En la actualidad se desempeña como editor adjunto y colaborador editorial de la revista INMOBILIARE MAGAZINE. También, es Director Comercial de INBOUND LOGISTICS MÉXICO título americano especializado en el área de logística y es la revista líder en soluciones de logística en la actualidad en México y Estados Unidos.

Es maestro en la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México del Taller de Comunicación para Ingenierías.

Tel. 52 + 55 – 5514 7914
Tel. 52 + 55 – 1253 7124

Deja un comentario

¿Quieres expresar tu opinión?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

  • Suscríbete a nuestro boletín y recibe las noticias y los eventos más importantes de la industria.


    Forma parte de la comunidad Inmobiliare en las redes sociales.