Archivo de la etiqueta: india

E-COMMERCE: Adaptar Infraestructura para Competir

Justo cuando las ventas en comercio electrónico están por superar 1.2 billones de dólares a nivel mundial*, los comerciantes se ven bajo presión al decidir dónde, cuándo y cómo van a llegar sus productos al consumidor final. Jones Lang LaSalle lanza E-commerce boom triggers transformation in retail logistics, el primero de una serie de informes sobre el comercio electrónico mundial. En este reporte, JLL revela cómo los diversos mercados mundiales están construyendo su infraestructura de entrega para satisfacer a la demanda cultural y de los consumidores.

“En años anteriores, la expansión de comercio global significaba construir propiedades en las avenidas más exclusivas como la Quinta Avenida en Nueva York, Champs-Élysées en Paris y en nuestro caso, la Avenida Masaryk en la Ciudad de México. Ahora también implica contar con grandes almacenes especializados y centros de entrega de producto y clasificación”, explica Pedro Azcué Aderman, Director General de Jones Lang LaSalle México y Latinoamérica. “Ahora que el 39% de la población global cuenta con acceso a internet y el número de usuarios en México ha incrementado a más de 40.6 millones, la preferencia de realizar compras en línea es una necesidad global. Comerciantes buscan nuevas instalaciones para estar al día con entregas y demanda de producto mientras se adaptan a las culturas locales.”

AUMENTOS DISPARADOS EN CUOTA DE MERCADO

Las ventas en línea a nivel global actualmente representan un cuatro por ciento del total de ventas comerciales y continúan creciendo rápi- damente. De modo que, las ventas en línea au- mentaron un 14.8% por año desde 2007 a 2012 en comparación al total de ventas comerciales, que representa un crecimiento de 0.9% durante ese mismo periodo*.

Se prevé un cambio en el panorama global del comercio electrónico en los próximos cinco años, especialmente en economías en desarrollo. Para el 2017, se espera que Indonesia, China, India y México tengan las tasas más altas de crecimiento en comercio electrónico B2C. “Los comerciantes están en un dilema acerca de sus planes de expansión internacional”, comenta Gerardo Ramírez Barba, Director Nacional de Soluciones Corporativas Industriales de Jones Lang LaSalle México. “¿Deberán invertir recursos en países en desarrollo, con escasa infraestructura sabiendo que no verán un retorno de inversión en los próximos cinco años, o concentrarse en los mercados maduros, donde ya existe una fuerte competencia para los usuarios de comercio electrónico y un espacio industrial premium, pero que también cuentan con una infraestructura logística establecida?”

EL FUTURO DEL COMERCIO ELECTRÓNICO EN MÉXICO

En mercados emergentes, las cadenas de suministro de comercio electrónico están evolucionando en formas muy divergentes, influenciadas por factores regulatorios, económicos y culturales. El número de usuarios web en México ha incrementado de 30.6 millones en 2009 a 40.6 millones en 2011.

ecommerce2
Pedro Azcué Director de Jones Lang LaSalle Mexico y Latinoamérica

De este último, 46% ha realizado una compra por internet. Según un estudio de la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI), PROSOFT y la Secretaria de Economía, las ventas digitales en México han aumentado de USD $2.8 mil millones en 2010 a USD $6.0 mil millones en 2012. Los EE.UU. se han beneficiado de su proximidad a México siendo que el 18% de compradores en línea en México han adquirido productos de EE.UU. a través de la frontera. En la Ciudad de México, algunos comerciantes y proveedores de logística, incluyendo Palacio de Hierro, Walmart y DHL han arrendado almacenes dedicados específicamente a su comercio electrónico. Estos almacenes son ligeramente diferentes a los centros de distribución convencionales. A medida que más empleados trabajan en este tipo de instalaciones, se requiere climatización, iluminación y más plazas de estacionamiento. En otras ciudades de la república, como Monterrey, Guadalajara, León y Mérida, la distribución para el comercio electrónico se lleva a cabo dentro de los centros de distribución convencionales. Sin embargo, esto cambiará a medida que el e-commerce crece y empresas reconfiguran sus operaciones alrededor de las instalaciones dedicadas al comercio electrónico.

“Eventualmente los mercados emergentes rebasarán a los mercados maduros en volumen simplemente por su tamaño de población”, continua Ramírez Barba. “Nosotros creemos que el comercio electrónico tiene el potencial de alcanzar a más consumidores, factor que se limita con espacios físicos comerciales, especialmente en ubicaciones rurales. A medida que más consumidores adopten el e-commerce como una forma se- gura y conveniente de comprar bienes, comerciantes ubicados en países en desarrollo comenzarán a invertir en modelos de logística y exponer nuevos productos a nuevas poblaciones.”

ACERCA DE JONES LANG LASALLE

Jones Lang LaSalle (NYSE:JLL) es una firma de servicios profesionales y financieros especia- lizada en bienes raíces. La compañía provee servicios integrales, prestados por equipos de expertos en todo el mundo, a clientes que bus- can incrementar su valor mediante la adquisición, ocupación e inversión en bienes raíces. Con ingresos anuales por US$ 3900 millones, Jones Lang LaSalle presta servicios a sus clientes en 70 países a través de sus más de 1000 bases operativas alrededor del mundo, incluyendo 200 oficinas corporativas. La firma es líder de la industria en administración de propiedades e instalaciones corporativas, con un portafolio mundial de aproximadamente 260 millones de metros cuadrados. LaSalle Investment Manage- ment, la división de inversiones de la compa- ñía, es una de las más grandes y diversificadas firmas de administración de inversiones inmo- biliarias, con activos valorados en más de US$ 46700 millones.

Infraestructura sustentable para las industrias hotelera y turística

Obtener una certificación en sustentabilidad para el diseño, construcción y operación de infraestructura turística permite a sus inversionistas transitar hacia un mercado de huéspedes dispuestos a pagar más por un servicio diferenciado y congruente.

Los principios sustentabilidad, tal y como los conocemos hoy en día, se adaptaron a las necesidades específicas de la industria turística en 1996, gracias a la Agenda 21 de la Organización Mundial de Turismo. Desde entonces, las prácticas operativas ecológicas y la procuración de edificaciones verdes se han convertido en importantes considerandos para el sector. Un enfoque holístico hacia la sustentabilidad permite a la empresas hoteleras destacar dentro de un mercado competido, al tiempo de lograr una disminución sus costos energéticos y de operación.

Las prácticas sustentables en el sector turismo implican una gestión eficiente de recursos; generan ingresos y, a su vez, contribuyen a la integridad ambiental y cultural del entorno. Tras comunicar sus estrategias sustentables, las organizaciones hoteleras y turísticas son recompensadas con la lealtad de los crecientes consumidores con conciencia ecológica. Los hoteles sustentables, específicamente, consolidan un éxito invaluable hacia sus tres líneas base: comunidad, planeta y rentabilidad.

infra_sustentable2

Es importante clarificar que la sustentabilidad no implica un abandono al lujo, sino muy al contrario, resulta ser complementaria en la generación de valor. La prima de la tarifa de la habitación para hoteles verdes es todavía objeto de debate. Sin embargo, estimaciones sugieren que la cifra se acerca apenas al 5%.

El temor al desarrollar un inmueble turístico con enfoque ecológico -por el inherente incremento en costo de inversión inicial- ha perdido sustento. Cuando se implementan adecuadamente estándares y certificaciones sustentables, los resultados muestran ahorros significativos en consumo de recursos y beneficios colaterales de mercado que permiten minimizar el periodo de retorno de inversión. Cuando dichos ahorros se combinan con incentivos fiscales, puede llegar a compensarse el diferencial inicial de inversión.

LOS BenefiCiOS De eSTánDAReS y CeRTifiCACiOneS

Hoy en día no basta con que una firma hotelera incorpore la sustentabilidad en su discurso. Los clientes buscan que las empresas y sus inmuebles cuenten con una o varias de las “certificaciones verdes” diseñadas para el sector. Obtener una certificación en sustentabilidad para el diseño, construcción y operación de infraestructura turística permite a sus inversionistas transitar hacia un mercado de huéspedes dispuestos a pagar más por un servicio diferenciado y congruente.

Uno de los sistemas de certificación más empleados en la industria hotelera es la certificación norteamericana LEED (Leadership in Energy and Environmental Design) en sus modalidades New Construction y Existing Buildings: Operations & Maintenance. Pueden encontrarse hoteles certificados LEED -de alto desempeño energético y bajo impacto ambiental- a nivel global, en países tan diversos y distantes como Estados Unidos, India, Perú, Chile, España, México, Emiratos Árabes, Indonesia, Sri Lanka y Finlandia. De acuerdo al US Green Building Council, existen más de 100 inmuebles certificados y +1,000 en proceso de certificación LEED únicamente en el sector hotelero.

LEED brinda aún más beneficios a las propiedades de cadenas hoteleras con el reciente “LEED Volume Program”, dirigido a empresas que certifican más de 25 inmuebles del mismo tipo un periodo máximo de 3 años. Un testimonial de una de las organizaciones hoteleras que participa en el referido programa destaca una reducción de 6 meses en etapas de diseño y ahorros energéticos de 25% en etapa operativa; logrando un retorno de inversión menor a 6 años, incluyendo costos de construcción.

En cuanto a certificaciones desarrolladas ex profeso para el sector turismo, destaca el estándar “Green  Globe”, creado en respuesta a la Agenda 21 de la Organización Mundial de Turismo. Dicho estándar contiene 337 indicadores aplicables a 41 criterios de sustentabilidad, los cuales se revisan y actualizan 2 veces al año. Tras obtener la certificación Green Globe, los hoteles deben comprobar una mejora anual del 3%, comparado resultados a cargo de una auditoría externa. En México, existen 13 desarrollos turísticos con el certificado Green Globe.

Otro sistema de certificación de prestigio, reconocido por el Global Sustainable Tourism Council es “EarthCheck”, la cual cuenta con más de 1,300 miembros en 70 países. Esta acreditación evalúa el desempeño de los inmuebles y las instalaciones en cuanto a sus eficiencias en consumo de agua, eficiencia energética, emisiones de gases efecto invernadero, manejo de residuos sólidos y apoyo a la comunidad. En México, la Secretaría de Turismo firmó un convenio de colaboración con EarthCheck en el 2012. En conjunto, las instituciones crearon el Distintivo “S” para organizaciones turísticas mexicanas.

infra_sustentable3

De igual manera, se establecieron incentivos para financiar el costo de la certificación del Distintivo “S”. Las compañías solicitantes pueden financiar hasta un 85% de los $50,000 pesos que supone el costo de certificación, por medio del Fondo Pyme de la Secretaría de Economía. Organizaciones líderes en la industria turística, ya certificadas por EarthCheck en México, incluyen el Aeropuerto de Huatulco, Grupo Vidanta, Banyan Tree Mayacoba y Grupo Experiencias Xcaret.

Bioconstrucción y Energía Alternativa, firma líder latinoamericana en consultoría para la edificación sustentable y certificación LEED, ha guiado la agenda sustentable de emblemáticos proyectos, como es el caso del multigalardonado Centro Interpretativo Ecológico (CIE), ubicado en la Reserva de la Biósfera de “El Cielo”, en el Estado de Tamaulipas.

Proyecciones a Futuro

De acuerdo con estudios de las Naciones Unidas, la inversión en turismo sustentable hacia el 2050 garantizará ahorros del 18% en demanda de agua potable, 44% en consumo energético y 52% en emisiones de CO2

si se compara con el escenario BAU (Business As Usual) de la industria. Los ahorros proyectados podrán ser reinvertidos en iniciativas sociales y ambientales para la comunidades locales donde operan estas empresas turísticas.

Es el momento oportuno para que las organizaciones públicas y privadas, pioneras del sector, capitalicen las oportunidades que presenta la transición hacia un mercado de turismo sustentable. Los inmuebles e infraestructura turística de alto desempeño ambiental y que operan bajo prácticas ambientalmente responsables tienen garantizado -gracias a sus significativos ahorros en costos operativos, certidumbre normativa, resilencia al cambio climático, y la lealtad que fomentan en los consumidores, entre otros factores- un lugar de privilegio en el futuro del mercado turístico.