Estratégicamente situado en Estocolmo, el paraíso de Startups de Suecia, el restaurante se beneficia de asociaciones con empresas de tecnología vecinas. Aprovechando esta gran experiencia, 18 | 89 está ayudando a Livit a utilizar grandes cantidades de datos y aprendizaje automático para impulsar la industria.

“El problema es que todos están recopilando datos. Toneladas de datos. Pero nadie sabe realmente qué hacer con eso”, dijo Benjamín Calleja, CEO de Livit. “Es imposible para un cerebro humano procesar la cantidad de datos que estamos recopilando actualmente”.

A través de una experimentación rigurosa durante sus primeros ocho meses de operación, Livit ha encontrado formas únicas de utilizar esta corriente interminable de información para crear procesos totalmente automatizados que mejoran la experiencia del cliente.

Un excelente ejemplo se puede ver en la colaboración de la compañía con “Soundtrack Your Brand”, un producto de Spotify, que está usando 18 | 89 para probar cómo la música afecta a los comensales. Los datos revelaron que la reproducción de canciones optimistas, familiares para los clientes a un volumen mayor, los hace más conscientes de la hora y los hace a irse antes.

“Esto es óptimo para períodos pico cuando el objetivo es un mayor rendimiento”, explicó Calleja. “Por otro lado, durante las horas no pico, se desea mantener el restaurante lo más lleno posible para aumentar la probabilidad de agregar productos como los postres, que tienen un alto margen. Ahí es cuando tocamos música desconocida, a RETAIL un ritmo más lento y un volumen más bajo, tentando a los clientes a quedarse “.

Al combinar esta información con algoritmos cuidadosamente elaborados, la Inteligencia Artificial incorporada al restaurante utiliza el número de clientes en el restaurante en tiempo real -determinados por la cantidad de dispositivos móviles que hay en el restaurante en un momento dado- para ajustar automáticamente el volumen cada 15 segundos.

“De esta manera, un restaurante aún podría programar cuándo reproducir cierto tipo de música. Pero con la ayuda adicional de la tecnología, siempre se puede garantizar el ambiente adecuado, independientemente de la hora del día y la cantidad de invitados “, dijo Calleja.

18 | 89 ayuda a Livit a usar Big Data para impulsar la industria de restaurantes.

Detección del aroma

Tal vez una de las innovaciones más interesantes que se están probando en 18 | 89 involucra la estimulación de otro sentido, el olfato, específicamente el sentido del olfato de un cliente.

Gracias a los dispositivos WiFi especializados distribuidos en todo el restaurante, ciertos aromas se pueden bombear al espacio, animando subliminalmente a los clientes a elegir artículos específicos del menú.

“Cuando cambiamos el aroma del restaurante por uno con infusión de albahaca fresca, nuestras ventas de ensaladas subieron 13 puntos”. “Esto sería útil en un día cálido en primavera”, reflexionó Calleja. “Puede ser un día de pago, la gente está afuera disfrutando del clima y están de humor para ensaladas”. Podríamos programar el sistema de Inteligencia Artificial para producir automáticamente ese aroma de albahaca durante esos momentos porque sabemos que aumentará el consumo de ensalada “.

El uso de esta tecnología junto con pantallas de menú inteligentes también permitiría que la Inteligencia Artificial de un restaurante coincida con el aroma con las imágenes apropiadas y las promociones en las redes sociales. De esta manera, sugiere Calleja, las cadenas pueden adoptar un “enfoque multisensorial” para impulsar las ventas.

Por Jorge Lizán

Este es un fragmento del artículo LA TECNOLOGÍA Y EL DISEÑO INCORPORADAS A LA EXPERIENCIA EN EL SECTOR DE RESTAURANTES, de la edición 109 http://inmobiliare.com/inmobiliare-109/