La experiencia de compra se ha convertido en una necesidad para los consumidores en la industrial del retail, en parte debido a que por sí sola la acción de comprar un producto ya se puede realizar desde la comodidad del hogar a través de las tiendas en línea. Por lo que actualmente, las compañías buscan nuevas estrategias para atraer a las personas a los puntos de venta.

Estrategias que han dado resultados positivos, pues de acuerdo con la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) durante 2018 la industria de retail aportó más de 18 millones de pesos al Producto Interno Bruto (PIB) del país. Factores como la eficiencia del proceso, automatización, digitalización de espacios físicos y virtuales y comodidad del producto son algunas de las características que los clientes actuales buscan.

Imagen de archivo

Muestra de que la tecnología es cada vez más importante, por lo que “para este año, Toshiba apostará por una línea de productos para retail con mayor innovación, flexibilidad y facilidad de uso, las cuales ofreceran soluciones innovadoras y accesibles para el mercado mexicano enfocadas en la experiencia individual de compra,” comentó Daniel Flamand, Director Comercial de Toshiba Global Commerce Solutions en México.  

El objetivo es mejorar el proceso con soluciones físicas y tecnológicas óptimas que obedecen a cada necesidad específica del retail en el país.  

Dentro de esta línea de productos destaca el TCx™ 800 ( terminal de venta “tres en uno”) que combina desempeño y confiabilidad robustas dentro de una plataforma diseñada para estar instalada y operada desde cualquier sitio.

Cuenta con tres funciones distintas que permite a cada establecimiento adaptarlo según sus necesidades, el equipo puede ser usado como un terminal de punto de venta por los empleados, como caja de autopago para los clientes o como expositor para ofertas, promociones o información sobre productos.

De acuerdo con Toshiba el dispositivo es versátil y mejora la productividad del establecimiento, ya que como terminal de punto de venta, incrementa 16% la productividad por empleado y, como método de autopago para clientes consigue una reducción del 22% en el tiempo de espera en filas.