La nueva generación de edificaciones inteligentes han buscado un mayor control automatizado de sus sistemas, para los cuales el avance del Power over Ethernet (PoE) y sus aplicaciones para el Internet de las cosas (IoT) será definitiva para la industria inmobiliaria, debido a que más hogares, industrias y ciudades necesitan estar conectados.


De acuerdo con información de Panduit (empresa que proporciona soluciones avanzadas de infraestructura física, eléctrica y de red), para el 2020 en todo el mundo habrá 20,400 millones de objetos conectados, de los cuales el 10% serán smartphones.

Los avances tecnológicos que se están implementado para la alimentación a través de Ethernet, están siendo pensados en función de los requerimientos de los nuevos edificios inteligentes; por ejemplo, se necesita que cada dispositivo tenga su propia dirección IP, o bien, se requiere mayor potencia en la conectividad para soportar la iluminación LED que se está usando en su totalidad.

Sin duda alguna, la tecnología  PoE se ha convertido en una de las más importantes porque junto con el transporte de datos, prácticamente ha reemplazado las redes eléctricas y, de manera comprobada, cada día se hace más necesario para el mundo conectado del futuro próximo.

Juan Pablo Borray, gerente  de Desarrollos de Negocios de Panduit,  comentó que la empresa está preparando para hacer frente a los nuevos retos tecnológicos, por lo cual la compañía se prepara para el segundo Q de este 2019 con el lanzamiento de nuevos productos como: el cable categoría 6 A que es el más delgado del mundo; los nuevos extensores de PoE para distancias hasta de 600 metros y el plug terminable en campo que suple el uso de placas de pared y con el cual se logra conectar el cable al dispositivo final.