** Andrés Hanhausen
qqq1qVarios grupos automotrices identificaron una gran oportunidad inmobiliaria en sus agencias, lo que les permitió abrirse a la transformación de sus propiedades y a  la maximización del negocio inmobiliario.
La Ciudad de México ha crecido a pasos agigantados durante los últimos 5 años, y sigue siendo el foco de atención para desarrolladores nacionales e internacionales. Se han sumado más de 1.5 millones de GLA (área rentable) de oficinas clase A durante los últimos 5 años y se ha llegado a 6.2 millones de m2 de área rentable de espacios comerciales. También hemos visto la llegada de un sinnúmero de empresas internacionales, así como un importante crecimiento de empresas nacionales e internacionales, quienes demandan más espacios de oficinas, y por lo mismo, hay una creciente demanda de centros comerciales y vivienda residencial.
Este crecimiento y demanda de espacios ha provocado que cada vez haya menos propiedades para desarrollo, por lo que las propiedades se han tenido que transformar. Esta transformación se ha dado en varias zonas de la Ciudad de México, donde naves industriales o agencias automotrices se han convertido en grandes desarrollos verticales residenciales, de oficinas o mixtos.
Las agencias automotrices siempre han tenido grandes superficies de terreno y ubicaciones privilegiadas, ubicadas sobre avenidas principales, con muy buena exposición y accesibilidad. Varios grupos automotrices empezaron a identificar que sus propiedades presentaban un grado importante de subutilización, ya que no sólo no les era necesario ocupar tanto espacio de terreno para sus agencias, sino que no estaban utilizando el “espacio aire” que tenían permitido construir arriba de sus propiedades.qqq12
Así fue como varios grupos automotrices identificaron una gran oportunidad inmobiliaria en sus agencias, lo que les permitió abrirse a la transformación de sus propiedades y a la maximización del negocio inmobiliario. Al día de hoy son muchos los ejemplos que nos dan testimonio de esta transformación, la cual ha permitido no sólo conservar y optimizar el negocio automotriz, sino desarrollar extraordinarios edificios de última tecnología que atienden de mejor manera la demanda de oficinas, espacios comerciales y vivienda.
La primera transformación de agencia automotriz la tuvo Automotriz Hermer en Santa Fe, en 2010 con la Torre Centenario, un moderno edificio de oficinas con una vistosa agencia automotriz Mercedes Benz en la Planta Baja. Este desarrollo se dio junto con varios más que detonaron el crecimiento de esta zona al poniente de la Ciudad.
Posteriormente se transformaron agencias automotrices como la Nissan Meta de Lago Alberto y la Ford Tame de Ejercito Nacional, en la cuales se construyeron dos importantes edificios de las Colonias Granada y Anáhuac denominados Punto Polanco y EN223. Entre los dos edificios sumaron más de 80,000 m2 de oficinas y espacios comerciales, lo cual ayudó a satisfacer la necesidad de este tipo de espacios en la zona.
www22Más tarde se detonaron muchas transformaciones como la Volkswagen Lindavista en Avenida Politécnico Nacional, que se transformó en un desarrollo mixto de vivienda residencial y área comercial; la Volkswagen de Félix Cuevas que se convirtió en City Shops del Valle, un centro comercial con Cines, Autoservicio, Gimnasio y restaurantes; la Chrysler Kahan Automotriz, es ahora un moderno edificio de vivienda residencial con un Superama en la PB; la Honda Monarca en la esquina de Doctor Río de la Loza y Eje Central que se convirtió en un centro comercial de servicios y vivienda residencial; Alden Tlalpan sobre Calzada de Tlalpan, que será un desarrollo mixto con vivienda residencial y un área comercial, manteniendo la agencia automotriz en la PB; Alden Tacubaya en José Vasconcelos, que será un emblemático desarrollo de usos mixtos en la Condesa, denominado Espacio Condesa, el cual también mantiene la agencia automotriz en la PB y ofrece un atractivo Centro Comercial y 40,000 metros cuadrados de oficinas; o la Torre Norte sobre Periférico Norte en donde la agencia Mazda Zapata se modernizó y se transformó en un moderno edificio de oficinas y una planta comercial con más de 18,000 metros cuadrados rentables.
La Chevrolet antes denominada Superservicio Lomas con 4,479 metros cuadrados de terreno es al día de hoy uno de los rascacielos más emblemáticos de la Ciudad de México con 24 niveles de oficinas y un nivel comercial que suman más de 62,000 m2 de área rentable. Este desarrollo ha sido reconocido a nivel mundial como uno de los mejores edificios del mundo.asd
Otro ejemplo más es la transformación de lo que era la VW Hola Polanco y Soriana de Ejercito Nacional, en cuyos terrenos, con superficie de 43,954 metros cuadrados, se está desarrollando Miyana, un moderno desarrollo mixto con más de 530,000 metros cuadrados de construcción que combinarán espacios de oficinas, espacios comerciales y vivienda residencial.
Sin duda alguna, seguiremos viendo cómo los grupos automotrices continuarán buscando maximizar el negocio inmobiliario que tienen en sus propiedades, así como buscando ser más eficientes con los espacios que ocupan para la venta y servicio de autos.