La ONU-Hábitat reporta que actualmente 50% de la población mundial vive en asentamientos urbanos -tendencia que va en aumento-, sin embargo en muchas ciudades se ha observado que por la escasez de la tierra y el consecuente encarecimiento de
la vivienda -entre otros factores- grandes cantidades de personas se han visto obligadas a dejar los centros de ciudad y establecerse en las zonas periféricas lo que ha generado la expansión de las manchas urbanas lo cual ha traído consigo problemas de movilidad, encarecimiento de la instalación de infraestructura pública básica por la dificultad llevar servicios a zonas remotas, la creación de ciudades dormitorio y aumento en la población volante.

Los proyectos de usos mixtos además de incrementar la rentabilidad del desarrollo permiten a los usuarios
mantener nuevas dinámicas de vida

Imagen de archivo

Por ejemplo, el tamaño de la mancha urbana de la CDMX se ha expandido seis veces en los últimos 30 años, mientras que de acuerdo con cifras del Secretario de Desarrollo Urbano y de Vivienda Felipe de Jesús Gutierrez, la ciudad pierde alrededor de 80 mil habitantes al año que se establecen en la periferia; en el mismo sentido el INEGI reportó en la encuesta Origen-Destino 2018 que entre semana se realizan 34.56 millones de viajes en la Zona Metropolitana del Valle de México de los cuales la duración promedio varía entre media hora y dos horas ya que los centros de trabajo, consumo, entretenimiento o estudio se concentran en la ciudad.
Proyecto Craft Arquitectos

Ante eso la densificación se ha convertido en una manera de revertir o disminuir los efectos de la expansión, de acuerdo con el estudio “México compacto” elaborado
por la comisión de vivienda del senado de la república, Fundación IDEA y SIMO Consulting ésta permite “asegurar el desarrollo de economías urbanas sostenibles e inclusivas, aprovechando los beneficios que se derivan de la aglomeración resultante de una urbanización planificada, incluida la alta productividad, la competitividad y la innovación, lo que supone fomentar el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos, garantizar la creación de empleos decentes y el acceso equitativo para todos a
las oportunidades y los recursos económicos y productivos, impedir la especulación con los terrenos, promover la tenencia segura de la tierra y gestionar la contracción
de las zonas urbanas”.

Los usos mixtos la respuesta ante la búsqueda de densificación

Por todo lo anterior los usos mixtos se han convertido en una opción viable de desarrollo en las zonas más pobladas. Los proyectos con más de un componente suelen brindar
mejores rendimientos considerando los precios de la tierra que es cada vez más escasa y costosa en las grandes ciudades, además permite a los habitantes de ese lugar establecer una nueva dinámica de vida.

Luis Fernandez de Ortega

En entrevista exclusiva para Inmobiliare Luis Fernández de Ortega, Director de Diseño de V-FO Arquitectos comentó que considera que los proyectos de usos mixtos “permiten
un máximo aprovechamiento de la potencialidad del terreno y de lo que puedes hacer financieramente con una propiedad determinada […] cada vez son menos los proyectos que tienen un solo uso, por ejemplo de los 8 o 10 que tenemos en proceso actualmente solo uno tiene un uso único. La idea es que los usos mixtos van complementando la necesidad
de desplazamiento de las personas en la ciudad, por ejemplo tener un componente de comercio ayuda a que la gente no tenga que desplazarse grandes distancias y eso va generando identidad local”.
Por Liz Areli Cervantes
Para leer este articulo completo checa la edición  http://inmobiliare.com/inmobiliare-107/ 
También lee 
Lomas desarrollos: construye un nuevo estilo de vida que se adapta a tus necesidades

Plan maestro vía paraíso ampliará oferta de Los Cabo