De acuerdo con indicadores de la actividad turística del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el Producto Interno Bruto (PIB) turístico se incrementó 2% al primer trimestre de este año en comparación con el mismo ejercicio del ciclo anterior. De tal manera que el concepto de bienes aumentó 1% y tuvo una implicación de 2.2% de la producción interna de servicios.

Pese a que el consumo turístico interno tuvo un alza en el 2018 de 2.1% con relación al 2017, las cifras del consumo receptivo se contrajeron -3.4%, mientras que el rubro del consumo interno fue el que empujó la balanza de manera positiva con una tendencia a favor de 3.5 por ciento.

En temas de construcción, la institución indica que la Inversión Fija Bruta (IFB) apuntó la flecha hacia abajo -1.2% en lo que va del año (mayo 2017:2018), donde la construcción no residencial fue la que vio una variación negativa mayor de -1.9%, en contraste con la residencial que también tuvo números negativos de -0.3 puntos porcentuales. Esto se puede deber al aumento en el Índice de Precios de la Producción (IPP) de 10.04% (construcción) y 2.27% en el concepto de servicios inmobiliarios, de julio 2017 al mismo mes del año en curso.

El pasado 20 de agosto, la Secretaría de Turismo (SECTUR) emitió un comunicado donde afirma que, en el primer semestre del presente, “arribaron a México 20.6 millones de turistas internacionales, cifra superior 7.3% respecto a los 19.2 millones registrados en el mismo periodo de 2017”. Sumado a ello, la dependencia señala que “el ingreso de divisas por visitantes extranjeros registró un aumento de 4.3%” de 11 mil 107 millones de dólares a 11 mil 582 millones (mdd), y con esto una repercusión positiva en la generación de empleo de 4 millones 130 mil empleos directos, que marca un máximo histórico desde 2006, equivalente a 8.6 puntos de variación porcentual anual.

En los últimos años, México forma parte de la élite de los países con mayor flujo turístico, al posicionarse dentro de los 10 primeros lugares del ranking de la Organización Mundial de Turismo (OMT).

Relacionado a esto, Datatur, instrumento estadístico de SECTUR, emite Monitoreo Hotelero – mayo 2018 sobre los principales enclaves turísticos del país, el cual indica que la ocupación hotelera sufrió un decremento comparativo trimestral (mayo 2017-mayo 2018) de -1.7%, donde los centros de playa se vieron afectados 2.4% y las ciudades -1.18%.

El documento indica que los centros turísticos de playa y ciudad más importantes de la República Mexicana son la Riviera Maya, que abarca las zonas de Playa del Carmen, Playacar y Akumal en el estado de Quintana Roo; asimismo, en la misma entidad, Cancún sigue dando de qué hablar. Nuevo Vallarta, Nayarit y Cabo San Lucas en Baja California Sur cierran la lista de las playas más populares; a su vez, Monterrey y Ciudad Juárez son las preferidas de turismo de ciudad. Además de éstas, es relevante agregar a la Ciudad de México y Guadalajara como centros turísticos importantes desde la perspectiva de los negocios, la cultura y la salud.

Al considerar las urbanidades antes mencionadas, Lamudi.com.mx hace un análisis puntual de la oferta y demanda de éstas, y brinda la perspectiva de la experiencia de comprar o rentar una residencia.

Por Lamudi

Este es un fragmento del artículo Vivienda en los principales centros Turísticos del país, de la edición 110 http://inmobiliare.com/inmobiliare-110/