De acuerdo con información de la ONU Hábitat, la Ciudad de México se localiza entre las ciudades más excluyentes de América Latina con respecto a la oferta de vivienda, lo que se traduce en que las personas vivan más ajenas de sus trabajos, con trayectos largos, tardados y que el transporte sea insuficiente.

Los retos a enfrentar en la siguiente administración, del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, en términos de vivienda es abordar los menesteres y requerimientos de los ciudadanos, “la producción de vivienda que se dé en los próximos años es por un lado: abordar las necesidades y demandas que requiere la población, que es un sector pasteurizado; y por otro las formas de solución de vivienda que no se den territorialmente distantes, es decir durante los últimos 15 años el modelo de la producción de vivienda social y asequible fue un modelo de construcción en las periferias lejanas”, José Castillo, socio de A/911 y miembro de Core.

Imagen de archivo

De acuerdo con información del miembro de Core hoy en día en la ciudad central existen oportunidades de reedificación de zonas urbanas que permiten que el crecimiento demográfico como de migración y de las propias de la población.

De igual forma, “sabemos que la nueva administración tiene interés en la vivienda asequible como uno de los ejes de desarrollo, es multidimensional, tiene un componente financiero y por eso pensamos que no se puede dar solamente al margen del desarrollo privado, pero tiene que haber un rol mucho más activo de estado en imaginar la vivienda sea accesible”, mencionó José Castillo.

En temas demográficos es factible que las personas vivan cerca al área de trabajo ya que no afecta en su economía, “si uno tiene que vivir a tres horas de su trabajo y tiene que dedicarle un 5% de sus ingresos a pagar una hipoteca estamos condenando a la gente a una condición de pobreza, si los acercamos a su trabajo o cercano a zonas de transporte inmediatamente ese ingreso no nada más abasteseriamor la solución de vivienda sino también la solución de desarrollo económico”, expresó el miembro de Core. 

Imagen de Lamudi

INEGI menciona que todos los días entre semana se realizan alrededor de 34.56 millones de viajes en la zona metropolitana del Valle de México, de estos el 58.1% es para ir al trabajo, quienes tardan entre 31 minutos hasta dos horas para llegar a su oficina, y el 5.3% emplean más de 2 horas.  

Debido a esta situación en el país se realizará el Foro Urbano Core en la CDMX los días 8 y 9 de noviembre; con paneles, mesa de discusión y conferencias; todas estas con cuatro temáticas: La relación entre las autoridades gubernamentales y la sociedad para el desarrollo urbano; Accesibilidad y movilidad; Esquemas de financiamiento para vivienda asequible; y Las asociaciones público-privadas.

“El evento tiene como objetivo aprovechar estos días para definir acciones que se deberán tomar en consideración durante el periodo de transición y el inicio de una nueva administración en la CDMX. Queremos generar un intercambio de ideas que enriquezca la visión de una ciudad funcional, integrada, sustentable, segura y con mejor calidad de vida”, comentó José Castillo, socio de A/911 y miembro de Core.

Por Rubi Tapia