Abertis, firma española de inversionistas y GIC, fondo soberano de Singapur, llegaron a un acuerdo con Goldman Sachs Infrastructure Partners (GSIP) para la compra del 70% de la participación mayoritaria en Red de Carreteras de Occidente (RCO), uno de los principales operadores de autopistas en México.

Abertis, informó mediante un comunicado, que adquirirá 50.1% de GSIP por un monto cercano a los mil 500 millones de euros a través de un consorcio formado y controlado por dicha compañía y GIC, quien tendrá 19.9 por ciento de RCO. 

También, señalaron que la operación será financiada mediante una combinación de efectivo disponible y préstamos ya existentes. Se estima que el cierre del acuerdo se produzca durante el primer semestre de 2020 por medio de una oferta pública. 

“Esta compra supone una importante operación de crecimiento para Grupo Abertis, con la entrada en un país que ofrece una apuesta por la colaboración público-privada. Esto ha sido posible gracias al apoyo de nuestros accionistas, Atlantia, ACS y Hochtief”, señaló José Aljaro, Consejero Delegado de Abertis.

Actualmente, el 30% restante de RCO se encuentra en posesión de inversores y gestoras de fondos de pensiones mexicanos (Administradoras de Fondos para el Retiro o AFORES).

RCO cuenta con el 100% de participación en cinco concesionarias que gestionan 8 autopistas y suman 876 kilómetros en total. La red de autopistas de RCO es una de las más importantes en México y conforma el eje vertebral de las vías de comunicación en la región centro-occidente del país, conectando el principal corredor industrial del país (El Bajío) y sus dos mayores ciudades (Ciudad de México y Guadalajara).