Más

    ¿Abusos de los despachos de cobranza?

    En las últimas semanas y meses, se ha visto el apoyo por parte de instituciones financieras que otorgan algunos planes para diferir los pagos e incluso no realizar el abono del monto mínimo de hipotecas. Sin embargo, de acuerdo con el equipo especialista de Homie.mx, algo muy importante frente a esta acción es no dejar de aportar y evitar una sobre acumulación de deuda e incluso caer en situaciones incómodas con los despachos de cobranza.

    Cabe destacar que la cobranza se divide en dos: previo a los 90 días y posterior a este periodo. Dentro de este rango la labor la ejerce el área interna de cada institución financiera, posteriormente la deuda pasa a los despachos y es dónde suceden prácticas irregulares.

    De acuerdo con Marco Torres, gerente de operaciones de la plataforma inmobiliaria, “en una primera etapa las instituciones financieras ofrecerán reestructuras de deuda donde no existen condonaciones, pero sí plazos fijos de pagos. Luego de los tres meses, aproximadamente, que la institución crediticia hace esta labor y no ven resultados, por lo que, pasa el esfuerzo a la representación que tiene a través de los famosos despachos de cobranza”.

    Un punto importante señala el gerente, es que cuando la deuda está a cargo de los despachos de cobranza, estas empresas no pueden usar un nombre que se asemeje a una institución gubernamental y mucho menos pueden ejercer esta actividad hacia un menor de edad y, sobre todo, el tono debe ser negociador dejando fuera las amenazas y prácticas amedrentadoras. “En caso de sufrir cobranza con malas prácticas o incluso que se realice de una cuenta que desconoces o no es propia, se puede levantar una queja en REDECO” recalcó Torres.

    Algunas actividades que pueden hacer los despachos, es ofrecer descuentos para liquidar la deuda, es necesario que todo convenio quede por escrito para evitar mal interpretaciones y quede bien estipulado el convenio.

    No obstante, las llamadas que realizan suelen ser acosadoras, en este caso la ley no expresa un límite de las veces en las que se puede contactar para realizar el pago, pero se puede enfatizar en el horario en el que se puede recibir las llamadas. “Si en algún momento estos contactos son excesivos, puedes levantar una queja ante la CONDUSEF y quedará a criterio del gestor determinar si hay un abuso o no”.

    En el caso de la Ciudad de México “…existe el término de cobranza ilegítima y está penado de 6 meses a 2 años de prisión y multa de 150 a 300 días de salario mínimo. Debes de tener mucho cuidado como se ejercen estas acciones, ya sea judicial o extrajudicialmente” afirma Torres.

    El gerente de Homie.mx recomendó que primero hay que estar seguros que la deuda si sea propia y evitar situaciones de extorsión, una vez que lo validez, la mejor estrategia es la negociación además de brindar fechas compromiso de pago, “actualmente las instituciones financieras están muy abiertas a llegar a un acuerdo y evitar la cartera vencida es uno de sus principales objetivos”.

    En cuanto a la cobranza inmobiliaria, es indispensable asesorarse y no incurrir en un delito como lo puede ser la cobranza ilegítima y hasta el allanamiento, hay entidades o empresas especializadas que brindan apoyo desde el inicio del arrendamiento y evitan complicaciones futuras.

    “La negociación siempre será la clave del éxito, no importa si es una deuda con un banco, tienda departamental o conveniencia e incluso el arrendamiento, siempre será más fácil conciliar que llegar a un proceso legal que te quitará tiempo, recursos y hasta afectaciones en tu calidad de vida”, finalizó Marco.

    Es importante recordar que si existen dudas sobre liquidación de deudas, se reciben llamadas en tono amenazante e inclusive visitas incómodas, hay que solicitar apoyo de las instituciones adecuadas como la CONDUSEF o en su defecto acercarse con expertos en finanzas personales y reparadoras de crédito para resolver cualquier situación.

    Descarga la revista

    Recomendaciones

    También te puede interesar