Conecta con nosotros

Industria

Afectaciones en el sector industrial ¿Qué esperar para el próximo año?

Publicado

el

El anuncio de la entrada de la fase 3 por la pandemia en el país llevó a diversos segmentos al paro de producción de todas las empresas que la componen con actividades no esenciales, lo que dio como resultado una disminución en la demanda y en la construcción de nuevos complejos industriales.

Sin embargo, compañías del giro logístico y de comercio electrónico han sido las más beneficiadas ante este escenario, debido al incremento de compras en línea, lo que han provocado una mayor demanda de este tipo de espacios, resultado en la expansión de compañías como Amazon, DHL, Mercado Libre, etc. 

En términos generales y hasta antes de la contingencia, los escenarios para los desarrolladores industriales habían sido favorables puesto que anunciaban una mayor demanda en cada una de las industrias, ya sea logística-distribución, la industria manufacturera, la industria de autopartes y el comercio electrónico.

Claudia Avila Connelly, Directora General de la Asociación Mexicana de Parques Industriales Privados (AMPIP), indica, en entrevista para Inmobiliare, que la reactivación de todos los sectores dependerá de la distribución de insumos en el país y en el mundo, considerando a su vez la recontratación de los empleos perdidos.

Claudia Avila Connelly,

“No sabemos el tiempo que tarden los signos de recuperación. Sin embargo, la logística será de los primeros sectores que se recuperará por su carácter transversal. Aunque la demanda de los mercados se reduzca, no por ello desaparece la producción, sobre todo en las industrias consideradas como esenciales”. 

El sector industrial con vocación logística se ha visto favorecido, lo que ha impactado de manera positiva en las tasas de demanda de los mercados con este tipo de infraestructura, señala Solili en su último informe industrial a nivel nacional.  

Los centros industriales logísticos tendrán una expansión derivado del ecommerce, tales como el mercado de la Ciudad de México, que se está viendo favorecido con las condiciones actuales de la economía; al igual que otros centros industriales como Monterrey, Guadalajara y Tijuana, mismos que han reportado un comportamiento destacado y positivo de la demanda, con 48%, 13% y 11%, respectivamente.

En su reporte trimestral, la plataforma destaca que la demanda actual proviene de empresas logísticas, retailers, comercio electrónico, almacenamiento y de transporte, que buscan localizaciones estratégicas con infraestructura para el desarrollo de la actividad y cercana al consumidor final, con el objetivo de reducir los tiempos de entrega y los precios de traslado.

95% de esta demanda se encuentra ubicada en la zona conocida como CTT, integrada por los corredores de Cuautitlán, Tultitlán y Tepotzotlán. Mismos que se caracterizan por contar con los requisitos solicitados; gracias a ello es una zona que alberga a las grandes empresas nacionales e internacionales del comercio electrónico, retailers y logística”, destaca el documento.

Por lo que en el corto plazo, Pablo López Gallardo, director de análisis de información de Solili, detalla también en entrevista para Inmobiliare, que dichas zonas se verán beneficiadas con un incremento en la demanda, principalmente en la Ciudad de México. Por lo que se prevé una disminución en el tema manufacturero, mientras que para la logística se espera un impulso en el resto de los mercados, lo que puede estabilizar el sector industrial en general.

“Pese a que el tema del confinamiento le proporcionó a los sectores logístico y de ecommerce un boom para crecimiento, esto sólo le localiza en ciertas zonas del país. A largo plazo la demanda de este tipo de espacios bajará, no a los niveles que se encontraba anteriormente pero sí, esperamos que tienda a recuperar los volúmenes de crecimiento antes de la pandemia”, comenta.

En cuanto a la demanda, el directivo afirma que se espera, en los próximos meses, una contracción, sobretodo por el paro de actividades en sectores como el automotriz. 

Al mes de abril del 2020, en la Ciudad de México, se registra una demanda bruta de 83 mil m2, lo que representa un incremento de 55% respecto al mismo mes del 2019. La demanda de ese periodo estuvo concentrada en cuatro transacciones que suman casi 90% de la demanda total mensual. 

López Gallardo menciona que debido a que la situación de emergencia sanitaria llegó a finales del primer trimestre del año, las cifras registradas aún no mostraban el impacto, que la cuarentena derivada por el Covid-19, tendría sobre el sector. 

“Prácticamente este trimestre (de enero a marzo) se comportó con poca afectación, lo que observamos es que a finales existió un poco de impacto negativo. Sin embargo, anteriormente se vio un mercado sin tantas afectaciones”.  

Frente a esta situación, se prevé una desaceleración en dos segmentos: todos los mercados industriales, principalmente los centros manufactureros del país. Donde debido al freno en las actividades, se espera, en los próximos seis meses, una afectación en los mercados de Puebla, Querétaro, Saltillo, Tijuana, Tecate, Mexicali, Guadalajara, Monterrey y la región del Bajío.

“En el corto plazo, me refiero a los próximos dos trimestres, tendremos una contracción de la demanda en estos mercados, estamos viendo poca llegada de nueva industria y será a finales de este año o inicios del próximo, cuando pueda haber un alza como efectos  de la relocalización de empresas provenientes de China que buscan establecerse en el país para proveer a Estados Unidos”.

En Querétaro se observó una disminución de la demanda de aproximadamente 71% en comparación con abril del año anterior, no obstante, se prevé un repunte del espacio industrial para empresas logísticas durante los meses de mayo y junio.

Para esta región en particular, se prevé un repunte a finales del 2020, dado que las condiciones de construcción tampoco son tan elevadas, por lo que se registran tasas de disponibilididad con tendencias a la alta, precios estables y la construcción disminuirá, detalla el directivo.

“En tanto, Guanajuato, San Luis Potosí y Aguascalientes sumaron en conjunto una cifra de demanda cercana a los 45 mil m2, concentrada en 70% en el mercado de Guanajuato. La zona del Bajío, al concentrar su infraestructura inmobiliaria industrial para el sector automotriz, verá afectada la demanda específicamente en los mercados de Aguascalientes y San Luis Potosí”, señala el informe.

Hasta el mes de abril, la demanda estaba enfocada en expansiones por parte de compañías ya establecidas en la Ciudad de México. Mientras tanto, los indicadores de desocupación para la capital del país, muestran que para el mes de abril, la cifra fue de casi 30 mil m2, 32% superior a lo reportado el mismo mes del año anterior.

Pese a este panorama, la plataforma destaca que las cifras no son alarmantes, ya que se encuentra en niveles de desocupación sanos; cerca del 70% de esta desocupación corresponde a espacios clase B. 

Por Mónica Herrera

Este es un fragmento del artículo AFECTACIONES EN EL SECTOR INDUSTRIAL ¿QUÉ ESPERAR PARA EL PRÓXIMO AÑO? de la edición 120 https://inmobiliare.com/inmobiliare-120/

Industria

Las compañías tendrán que adaptarse a un futuro flexible: WeWork

Publicado

el

Como líder global en espacios colaborativos, y con miles de compañías instaladas en sus espacios alrededor del mundo, WeWork, está en buena posición de entender cómo las organizaciones imaginan el mundo laboral en un futuro post pandemia; y el futuro luce flexible.

Después de meses navegando por una crisis sanitaria que ha permeado en casi todas las esferas de la vida, ahora existe un consenso colectivo de que el futuro del trabajo será flexible e incluirá opciones de oficina y de trabajo remoto en distintas combinaciones; pero la naturaleza de su alcance todavía es una pregunta abierta.

En un estudio realizado por Hamilton Place Strategies en asociación con Réplica, encontramos que el 70% de las personas quieren regresar a sus oficinas gran parte de la semana y han empezado a demandar mayor flexibilidad a sus empresas”, comentó Claudio Hidalgo, director de WeWork para América Latina. “En general hace falta la conexión e intercambio con colegas; somos seres sociales y los contactos cara a cara generan confianza, agilizan la toma de decisiones y sobre todo estimulan la innovación, fundamental para el desarrollo de cualquier empresa”.

Sin duda, las empresas tendrán que adaptarse y repensar sus estrategias frente a un entorno en constante transformación, incluida la planificación de los espacios de trabajo y los esquemas laborales.

Cuando sea el momento de volver, las compañías se enfrentarán con el desafío de una fuerza laboral que ha probado las ventajas y desventajas del home office, y que ha superado diversos obstáculos para adaptarse a la nueva normalidad laboral. Frente a este escenario se espera que los colaboradores demanden mucha más flexibilidad y busquen esquemas híbridos de trabajo que les permitan decidir cómo utilizar su tiempo y desde donde.

Gracias a su visión global y las oportunidades que ofrece en cuanto a flexibilidad de espacios, contratos y ubicaciones, WeWork puede ser una solución idónea en medio de un clima de incertidumbre. Ya sea que las empresas necesiten reconfigurar sus espacios, descentralizar sus oficinas, reducir o ampliar su fuerza laboral u ofrecer diversas ubicaciones en la ciudad, WeWork está en una posición inmejorable para colaborar con empresas de todos los tamaños. Incluso cuenta entre su cartera con grandes compañías multinacionales en toda Latinoamérica.

Claudio Hidalgo,Head of WeWork LATAM.

“Somos una plataforma flexible que permite a las compañías usar el espacio en sus propios términos y mirar hacia adelante con confianza. No sólo tenemos soluciones a la medida, sino que hemos invertido gran cantidad de recursos en adaptar nuestros espacios conforme a los nuevos protocolos sanitarios, brindando a nuestros miembros un espacio cómodo y seguro. Para nosotros esta es una tremenda oportunidad de ayudar a que las empresas se adapten de forma eficiente a los nuevos retos de esta transición”, concluyó el ejecutivo.

Los espacios de trabajo flexibles se encuentran en una posición única para ayudar a que las personas y empresas vuelvan a trabajar de forma segura y eficiente. Sin embargo, no todas las compañías tienen los recursos, financieros o de otro tipo, para implementar rápidamente un modelo de espacio de trabajo flexible que se extienda por toda la ciudad. Empresas como WeWork se basan en proporcionar esta flexibilidad y están redefiniendo el futuro del trabajo por medio de eficiencia en costos, soluciones flexibles y entornos seguros.

Por WeWork

Este es un artículo de la edición 122 https://inmobiliare.com/inmobiliare-122/

*Nota del editor: Las opiniones aquí expresadas son
responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan
la posición de Inmobiliare.

Sigue leyendo
Publicidad
Antigua Hacienda
Publicidad
Banner Colliers

Lo más leído