La compañía operadora de restaurantes y cafeterías, Alsea, dio a conocer que frente a la crisis vivida por el Covid-19, implementará diversas acciones para preservar su flexibilidad financiera, entre las que se encuentran la reducción de inversión, que anteriormente se ubicaba entre los 4 mil 500 y 5 mil millones de pesos. 

A través de un documento enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la empresa informó que la inversión para este año, espera se fije por debajo de los 2 mil mdp. Además, anunció el cierre temporal de sucursales en España, Portugal, Francia y Benelux como medidas preventivas de salud. 

“Nuestras tiendas operan actualmente al 92% en Argentina, 52% en Chile y 95% en Colombia. En México, el 99% de nuestros puntos de venta permanecen abiertos, siguiendo estrictos protocolos de higiene y distanciamiento social (…) Aprovechar la fortaleza de Domino’s Pizza en la entrega y tratar de mantener todas las sucursales abiertas en México y Colombia”. 

De igual forma, señaló que todas las nuevas aperturas quedan pospuestas, así como cualquier proyecto que no sea esencial para continuar con las operaciones, incluidos todos los proyectos importantes de remodelación y mantenimiento, así como los de tecnología que requieren Capex y Opex y que no son indispensables también serán cancelados o pospuestos.

Según el comunicado, se han reducido los puestos de trabajo en el centro corporativo, y se estableció un programa para colaboradores dispuestos a tomarse una ausencia de 30 días sin goce de sueldo. Y con la finalidad de minimizar costos, también disminuira todo aquello que no sea requerido como contratos a terceros, mercadotecnia y publicidad. 

Frente a este escenario, la operadora señala que cuenta con liquidez suficiente para mantenerse durante la segunda mitad del 2020 y  para realizar el pago de intereses pendientes, “incluso suponiendo que las operaciones en Europa permanezcan cerradas y que México siga con una operación disminuida”.