Salvador Sacal Cababie, presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios de la CDMX, expresó ante medios que las modificaciones fiscales a la Ley de Impuestos Sobre la Renta que buscan obligar a los arrendatarios a comprobar sus ingresos por rentas, podría frenar al sector inmobiliario.

Desde 2019, el SAT anunció un cambio al artículo 118 de la Ley del ISR en el que se incluiría como condición para los juicios por arrendamiento inmobiliario que los acreedores comprueben haber emitido comprobantes fiscales. Según datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la evasión de impuestos por arrendamiento representa el 0.1% del PIB por lo que con esta medida se busca un incremento en la recaudación. Sin embargo, especialistas del sector consideran que esto podría aumentar los precios de las rentas.

Salvador Sacal Cababie expuso que en México la compra-venta de inmuebles corresponde al 60% mientras que el arrendamiento ocupa el 40%. Aunado a esto, expresó que aproximadamente el 30% de la población no está interesada o no tiene las posibilidades de comprar y es posible que las modificaciones a la ley frenen el arrendamiento elevando los precios. Asimismo, declaró que busca colaborar activamente con las autoridades para vislumbrar el impacto que las reformas podrían tener en el sector de la CDMX.

Por otra parte, expresó que, mira con optimismo las posibilidades de crecimiento en el sector inmobiliario de la CDMX a partir del buen arranque de este año en la comercialización de bienes raíces, y resaltó que dicho sector es uno de los más seguros para la inversión.