Conecta con nosotros

Estilo

Andrés Basurto

Publicado

el

Las transformaciones a las que se ha enfrentado el arte contemporáneo de las últimas décadas, han sido de tal manera rápidas y profundas que resulta difícil reunir en un solo texto los nexos y prácticos y teóricos que constituyen a la obra de arte. Sin embargo, hay obras cuyo proceso creativo delatan por sí solas los intereses y preocupaciones de su autor. Es este el caso de Andrés Basurto, cuyo trabajo no privilegia a la obra terminada como el único objetivo del proceso creativo, sino al acto de crear en sí mismo.

Cuernavaca, 2014/ Porcelana y ensamble de vidrio/ 18 x 17 x 19 cm


Para Basurto, la obra comienza en el momento en el que el material, deja de ser lo que era (en este caso, botellas de cerveza y vino) para convertirse en materia en estado bruto, a la cual reintegrará en una unidad con nuevos vínculos conceptuales y utilitarios. El proceso constituye en sí mismo una especie de ritual de creación que comienza con la destrucción, el despojo de su naturaleza y el acto, casi divino de re-crearlo.

Blue Demon, 2017 Porcelana y ensamble de vidrio 18 x 17 x 19 cm


Oaxaca, 2013 Ensamble de vidrio 18 x17 x 19 cm


Este proceso se acerca a la idea que Duchamp desarrolló sobre la “ósmosis estética”, a la cual él describía como una transferencia del artista al espectador, producida a través de la materia inerte, formando así, arte en “estado bruto”. A este objeto, el artista inviste sus ideas y sentimientos mediante el “coeficiente artístico” y le confiere así, la vida artística.

Mezcal and beer, 2013 Ensamble de vidrio 18 x17 x 1


El acto de destrucción se convierte en un purificador del material, cuyos fragmentos son integrados después en formas nuevas que evocan esqueletos humanos y cráneos firmemente unidos. La construcción de la obra, para Andrés Basurto se convierte entonces en un episodio performático, en una especie de catarsis creadora cuyo resultado no siempre es previsible. Y es justamente a través de esta serie de acciones que el artista explora las nociones de vida y muerte, de regeneración, de fragmentación de la vida, del cuerpo material como contenedor del alma.

Finito, 2012 Ensamble de vidrio 18 x17 x 19 cm


Sin embargo, la obra de Basurto está en un constante devenir, los múltiples significados y posibles asociaciones, la colocan en el terreno de la transformación imaginativa y al mismo tiempo en aquél que responde y es sensible a la condición y las necesidades espirituales de la existencia.

Sin título, 2013/ óleo sobre tela, 150 x 240 cm


Si bien una buena parte del arte contemporáneo se ha encargado de desacralizar al objeto artístico, otra, apuesta de nuevo por los valores inherentes al objeto, por una búsqueda del universo interior asociado a un modo de sentir que el artista no puede buscar fuera de él.

Andrés Basurto


Es pues, en esta forma de hacer arte, que se comprende la profunda influencia de lo inconsciente en el arte contemporáneo, lo cual representa un giro hacia una clase de realidad diferente, en donde la experiencia de lo interior es tan importante como la experiencia de lo que concebimos como “realidad ordinaria”.

Entre el Bosque, 2013/ óleo sobre tela, 120 x 160 cm/


Bantú, 2016/ óleo sobre tela, 150 x 200 cm


Esta fuerza dominante que constituye en Andrés Basurto la energía del acto creativo, se traduce finalmente en la transformación de lo inmaterial en el objeto tangible, palpable de la experiencia estética.
Por Marisol Argüelles
 También lee 


 
 

Estilo

Islas Caimán ofrece visado de trabajo remoto con una gran condición…

Publicado

el

Muchos sueñan con vivir en una isla paradisíaca en el Mar Caribe y seguir manteniendo su empleo a distancia. Hoy podría hacerse realidad con el visado de residencia que otorgan en las Islas Caimán por dos años, sin embargo, para acceder a ella hay que cumplir con una condición que difícilmente cualquier persona puede cumplir.  

Frente a la contingencia sanitaria causada por el coronavirus Sars-CoV-2, actualmente las Islas Caimán se encuentran cerradas al turismo para mantener la seguridad en el lugar; no obstante, el pasado 21 de octubre fue lanzado el Programa Global Citizen Concierge, el cual declara que se invita a los trabajadores con altos ingresos a viajar durante los próximos años en las tres islas del territorio: Gran Caimán, Caimán Brac y Pequeño Caimán. 

Hasta el momento, en aquellos puntos turísticos, se han contenido los contagios por el coronavirus con mayor éxito que en muchas otras islas caribeñas. Es por ello que las autoridades locales pusieron como condición que cualquier individuo que aplique a la visa deberá ganar anualmente una suma superior a los 100 mil dólares.

La idea del gobierno es contener los brotes e impedir una llegada masiva de turistas. Al colocar el filtro de altos ingresos, se aseguran un alto costo de vida y que no cualquiera volará hasta las islas para disfrutar de sus aguas cristalinas y sus arenas blancas. 

Pero las condiciones no terminan allí, los empleados digitales podrán solicitar la visa llamada “Certificado de ciudadano global”, sólo si tienen una carta de trabajo de una entidad que acredite dicho salario mínimo anual, asimismo para parejas (estén casadas o no) deben juntar un salario de 150,000 y 180,000 para parejas con hijos.

Los certificados no sólo se otorgan a núcleos familiares, sino que puede ampliarse si hay una razón bien justificada por parte del aplicante. Otros miembros de la familia también pueden ser elegibles para unirse a la aventura en Caimán, entre ellos hermanos, padres, abuelos y nietos. Sin embargo, estos deberán ser “total o sustancialmente dependientes” del solicitante.

“Muchos empleados buscan un cambio de lugar y de estilo de vida ahora que las empresas están adoptando la flexibilidad del trabajo remoto. Ahora tienen la oportunidad de pasar dos años viviendo y trabajando en las Islas Caimán, revitalizando sus horarios y mejorando el equilibrio entre su vida laboral y personal con el sol, la arena, el mar y la seguridad”, afirmó el ministro de Turismo, Moses Kirkconnell.

Además de los criterios mencionados, el interesado deberá completar otros formularios. Una referencia bancaria certificada por notario público, un seguro médico en vigencia e internacional para todos los solicitantes y una autorización policial emitida por las autoridades del país de origen.

De resultar exitoso el trámite, el certificado permite vivir en aquel paradisíaco destino por hasta 2 años, pero el solicitante deberá ingresar a las Islas Caimán dentro de los 12 meses posteriores a la fecha de aprobación. Si alguna vez se termina el empleo remoto, el certificado vencerá automáticamente en la fecha de terminación.

Sigue leyendo
Publicidad
Antigua Hacienda
Publicidad
Banner Colliers

Lo más leído