Vigas aceroPor Iván Cruz
La sobreproducción de materiales metálicos para la construcción que aumentó en países como China o Taiwán y el bajo costo al que se comercializaban en el mercado causó un desequilibrio en la industria siderúrgica mundial. En 2015 con la llegada de la oferta asiática a México las empresas dedicadas a la producción de hierro y aceros tuvieron una etapa de recesión que hoy en día se busca revertir.
Entre las afectaciones más radicales debido al ingreso de productos metálicos  extranjeros,  la Cámara Nacional de  la Industria del Hierro y del Acero  -CANACERO- informó que durante el año pasado la presencia de estos materiales representaban un 47.3% dentro del mercado nacional, por lo que las empresas mexicanas trabajaron únicamente al 60% de su capacidad y la perdida de mas de 10 mil empleos directos en plantas de todo el país, debido a  la baja en la demanda.
Por esta razón la Secretaria de Economía decidió aplicar un impuesto a los productos asiáticos a fin de reactivar la comercialización del acero mexicano, por ejemplo se establecieron cuotas compensatorias a la lámina galvanizada proveniente de China y Taiwán, por hasta 0.563 USD por kilogramo, y al alambrón originario de China por 0.49 USD por kilogramo.
Además se pactó un incremento al ingreso de tubería con costura, tubería sin costura, accesorios de tubería, lámina rolada en frío, lámina rolada en caliente, alambrón, alambre preesfuerzo, clavos, placa, varilla, lámina galvanizada y ferroaleaciones.
Gracias a estas medidas el sector aceros comienza una etapa de certidumbre y estabilización, con lo que se prevee recobre la presencia a nivel nacional e internacional, ya que México es uno de los países más reconocidos en este sector.
CANACERO informó a través de un comunicado que durante la actual administración se ha trabajado de la mano con las autoridades para proteger la planta productiva nacional, además de que se han resuelto 29 investigaciones por prácticas desleales de comercio, que representan el tripe a comparación de los dos últimos sexenios.