Conecta con nosotros

Negocios

Bares, cantinas, cines y museos reinician actividades: Claudia Sheimbaun

Publicado

el

La Jefa de Gobierno, Claudia Sheimbaun, presentó en conferencia de prensa  el programa REABRE (REApertura de Bares a REstaurantes), el cual permitirá a estos establecimientos abrir sus puertas siempre y cuando cambien a giro restaurantero.  

Este programa permitirá de manera temporal a bares, cantinas, salones y jardines de fiestas cambiar de giro, por lo que deberán cumplir con los horarios y medidas sanitarias propias de un restaurante. 

Para llevar a cabo este cambio, las empresas y/o negocios deberán registrarse  a partir del 10 de agosto en el sitio covid19.cdmx.gb.mx/medidassanitarias. El trámite es gratuito y de manera rápida se autoriza el permiso. 

Publicidad

“No quiere decir que abren las actividades de eventos, lo que estamos diciendo es que estos negocios pueden cambiar de giro y para ello tienen que hacerlo en el registro del gobierno de la ciudad, está permiso se les dará, pero deben cumplir con las medidas que cumplen todos los restaurantes, esto es hasta que el semáforo se encuentre en verde”, explicó la Jefa de Gobierno. 

Lo anterior es para reactivar la economía y evitar que haya más desempleos; cabe señalar que los restaurantes deben cumplir con las 10 reglas básicas de todos los negocios y con las medidas que este giro tiene; así como cumplir con un horario de 7am a 10 pm. 

También, se dio a conocer que a partir del 10 de agosto abrirán albercas (techadas y abiertas); 11 de agosto, museos; y 12 agostos cines, todos estos siguiendo las 10 reglas básicas de todos negocios, además de otras extras por cada comercio: 

Albercas: No compartir equipo como tablas, gorras, pinzas de nariz, goggles, flotadores y toallas; se debe establecer un aforo dependiendo del tamaño de la alberca, pero que garantice un mínimo de 6m2 por nadador; la zona de gimnasio debe permanecer cerrada; promover la higiene personal antes y después del uso de las albercas; y señalización de flujos al exterior e interior de la piscina. 

Museos: Uso obligatorio y permanente del cubrebocas, 30% de aforo, privilegiar la ventilación natural, de no ser posible, el sistema de ventilación sólo podrá operar con un mínimo de 30% de aire hacia exterior, evitar acudir en grupos grandes; respetar en 1.5 metros entre personas; ofrecer el uso constante de gel antibacterial; no se deben entregar programas y volantes impresos; un solo sentido de flujo en el museo; y fomentar el pago por medios electrónicos. 

Cine: Uso obligatorio durante toda la función, aforo del 30%, el sistema de ventilación sólo podrá operar con un mínimo de 40% de aire hacia el exterior; evitar acudir en grupos grandes; uso constante de gel antibacterial; un solo sentido de entrada y salida; señalización de asientos que no pueden ocuparse; fomentar la compra de boletos por internet.  

Claudia Sheinbaum mencionó que la Ciudad de México aún se encuentra en semáforo naranja por lo que se deben seguir con las medidas de cuidado, y recordó que de no ser necesario salir, las personas deben quedarse en su casa. 

Publicidad

Negocios

¿Cómo incursionar en el negocios inmobiliario?

Publicado

el

Ante la situación que se vive actualmente las personas están buscando cuidar su dinero a partir de oportunidades de inversión reales que generen ganancias. Es por eso que los expertos de la Lamudi han creado una guía breve para aquellos que deciden incursionar en el negocios inmobiliario.

1)    Contar con el presupuesto necesario

En primer lugar se recomienda investigar sobre los precios del mercado y sobre la capacidad de crédito (si es que se emplea una hipoteca). Es importante tener muy clara la cantidad de dinero que se piensa destinar a la inversión, para que así se busque una buena plataforma inmobiliaria.

Publicidad

Se recomienda acercarse a un profesional inmobiliario que pueda ser guía en el proceso y realizar una inversión segura. Datos a tomar en cuenta: ubicación, estado de la construcción, factores que pueden influir en la plusvalía, situación fiscal de la propiedad,  documentación legal y notarial que conlleva, entre otras cosas. 

2)    Tipo de inversión inmobiliaria: renta o venta

 Un paso importante es definir cuál va a ser el uso de la inversión; si es con el fin de rentar o vender, o si se va a adquirir una propiedad en construcción, en pre-venta o para remodelar y volver a poner en el mercado. 

“En este aspecto recalcamos que hay que informarse sobre todas las opciones que hay en el mercado inmobiliario, así como sus riesgos y beneficios. Entre mejor informado se esté, la toma de decisión será mejor” explica Daniel Narváez, Marketing VP de Lamudi.

Una dato importante para tomar en cuenta antes de invertir es la plusvalía, por ejemplo en el caso de la CDMX, las plusvalías han sido en general positivas a pesar de la contingencia donde la plusvalía anual del tercer trimestre del 2020 con respecto al mismo periodo del año pasado fue del 8.9%, mientras que la plusvalía del mercado secundario, es decir, la venta de vivienda usada fue de 14.3%. 

En este año atípico las casas han bajado un 9,4% el precio promedio de venta y los departamentos han disminuido un 3,5% de 2019 a 2020 en las ciudades, pero en renta, las casas han aumentado un 12,4% y los departamentos han crecido un 9,6% sus precios promedio, por lo que comprar para rentar es una oportunidad. 

3)    Riesgos a tomar en cuenta

Una inversión inmobiliaria bien hecha traerá ganancias, sin embargo estas serán a mediano o largo plazo. La liquidez por lo regular no es inmediata. La inversión podría hacerse difícil si se realiza sin haber hecho alguna investigación o análisis previo sobre los factores que influyen en el valor de los inmuebles y de los que depende el poder liquidar. 

Al invertir en un inmueble para vender lo ideal es esperar de tres a cinco años para lograr obtener una utilidad de hasta el 30% en caso de haber realizado la elección del inmueble considerando su plusvalía y que no existan factores que puedan disminuir su valor. Durante ese tiempo existe la opción de rentar el inmueble para ir generando ingresos o si se utilizó un crédito hipotecario, con el dinero del alquiler se pueden ir pagando los intereses.

“Actualmente hay factores como el mantenimiento de las bajas tasas de interés y los plazos accesibles para financiamiento por parte de las instituciones bancarias y que las autoridades han anunciado planes económicos para revitalizar el sector de la construcción, dan certeza de que el mercado no se va a detener. Si bien durante las crisis sanitarias, como la que se vive actualmente, se ralentiza la toma de decisión de aquellos que están por comprar un inmueble, se debe hacer mucho énfasis en que no hay mejor momento para invertir que este”, agrega Narváez.

Publicidad
Sigue leyendo
Publicidad

Lo más leído