El pasado 24 de julio en Estados Unidos, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, por sus siglas en inglés) publicó cambios significativos a las reglamentaciones de programa EB-5, herramienta que otorga la visa americana a partir de inversión extranjera y que sirve para fomentar la economía del país con la generación de empleos. Esta es la primera revisión desde 1993 y será aplicada a partir del 21 de noviembre de 2019 para todas las solicitudes I-526 que se suscriban posterior a la fecha. 

Dentro de los cambios mayores al programa  está el aumento a las cantidades mínimas de inversión. El nivel estándar mínimo estaba establecido en 500 mil dólares y aumentará a partir de la fecha de efectividad hasta 1.8 millones de dólares, lo que constituye el primer incremento desde 1990, año en el que surgió la visa EB-5.

De acuerdo a USCIS el aumento es para tomar en cuenta la inflación; en este sentido, cada cinco años se ajustará de manera automática. No obstante, la modificación de la reglamentación ha inquietado al mercado inmobiliario, por lo que los inversionistas se han apresurado en iniciar el proceso antes de la fecha estipulada para el cambio.

Conforme a las declaraciones de Joseph Kavana, CEO de Metropica Holdings (empresa adscrita al programa con una torre de 263 lujosas residencias),  la reglamentación de USCIS fue aplicada de manera arbitraria repercutiendo en muchos de los proyectos. “Desde hace varios años se viene diciendo que la inversión va a cambiar, porque hay mucha presión dentro del Congreso americano, bajo el argumento que no puede ser que se consiga la visa y la residencia permanente en Estados Unidos por una inversión que se devuelve en 5 años, por lo tanto había mucha presión para subirla”.

Presentación de Metropica por Joseph Kavana en México

Sin embargo, el CEO explicó que un gran porcentaje de los proyectos, aproximadamente entre el 80%, no califican. La inversión en la mayoría de los casos será por 1.8 millones y sólo aquellos proyectos que están en áreas rurales o muy aisladas la inversión será de 900 mil. 

“Hay varios cambios, no es solamente el monto de inversión, es la calificación para proyectos que están en áreas en las que se requieren empleos especiales, eso es muy importante, porque de acuerdo a eso  se establece el monto de inversión […] aparte de eso el proceso de investigación en fondos va a ser mucho más estricto” por lo que, en este momento existe una carrera contra el tiempo para lograr vender la mayor cantidad de visas.

Cabe destacar que el total de green cards son 10 mil,  lo que significa que sólo 2500 familias aproximadamente podrán acceder al programa. “Yo creo que posteriormente al 21 de noviembre va a ser muy difícil continuar con el programa, al menos nuestro proyecto no creo que lo siga haciendo. Si sigue así no creo que generemos otra torre. Va a ser muy difícil la recaudación de fondos porque invertir un millón 800 mil es mucho dinero” afirmó Kavana, “en definitiva todo esto es un proceso de frenar, no es un proceso que favorece la inversión en EB-5”. Si bien, las modificaciones en EB-5 no significa que se termine la capitalización, ya que es únicamente una fuente adicional de otras existente, se tendrían que retomar las formas tradicionales, es decir, los préstamos de bancos inversores privados que son más caros, concluyó  Joseph Kavana en entrevista.

Torre en el proyecto EB-5 en Metropica