El e-commerce ha revolucionado la industria de consumo llevándola a unos cuantos clics de distancia y la experiencia de las compras en línea se ha diversificado, al respecto, la Asociación Mexicana de Venta Online realizó un estudio para identificar cuáles son las características de los compradores mexicanos.

El estudio se enfoca en “conocer la convivencia de la compra tradicional y el comercio electrónico del consumidor mexicano”, es decir, develar sus hábitos y preferencias. Los datos se obtuvieron por medio de encuestas realizadas a través del panel online Netquest, una comunidad en la que se intercambian opiniones con incentivos. Las personas estudiadas son mexicanos de entre 18 y 55 años que adquirieron algún producto o servicio online en el último año.


Entre los resultados principales se encuentra el perfil demográfico que se conforma por 49% mujeres y 51% hombres de entre 25 y 44 años, principalmente del centro del país, que compran a través de dispositivos móviles. No obstante, durante 2019, se detectó que dicha actividad se expande a edades mayores a 35 años y en regiones como el Pacífico y el Sureste del país.

Los consumidores mexicanos son omnicanales ya que 9 de cada 10 tienen alguna interacción con las tiendas físicas y con las digitales durante el proceso, además consultan hasta 5 fuentes de información antes de adquirir un servicio o producto.

Los productos más demandados son comida a domicilio, electrónicos y ropa, con una frecuencia mensual; mientras que las suscripciones de servicios streaming, bancarios y viajes son los de mayor adquisición con una frecuencia semanal registrada.

La conveniencia y practicidad antes que el precio son las razones principales para preferir este método y los detalles que más se consideran son la descripción de los productos, el proceso de devoluciones y los cargos de envío.

El pago a través de tarjetas de crédito y débito domina, sin embargo, el efectivo y las tarjetas digitales continúan popularizándose. Los puntos de entrega más solicitados son el hogar, seguido por la oficina o el trabajo.

Por otra parte, la satisfacción de los clientes se mantiene en buenos niveles, 8 de cada 10 considera que este formato cumple sus expectativas, únicamente 2 de cada 10 declararon realizar devoluciones y 7 de cada 10 consideran que es una transacción segura.

De acuerdo a los resultados se identificaron tres grupos fundamentales de marcas e-commerce: empresas que venden solo en línea, empresas extranjeras que quieren introducir sus mercancías a México y empresas posicionadas físicamente que también venden en internet.