Conecta con nosotros
blank blank

Finanzas

Carlos Torres Vila, próximo presidente de BBVA

Publicado

el

El Consejo de Administración de BBVA aprobó por unanimidad, el plan de sucesión del presidente ejecutivo, designando a Carlos Torres Vila, actual consejero delegado, quien sustituye a Francisco González. Dicha sucesión garantiza la continuidad en el proceso de transformación que enfrenta la institución financiera. Se tiene previsto que Torre Vila tome formalmente el cargo una vez que Francisco González deje su cargo el próximo 31 de diciembre de 2018.

Carlos Torres, egresado de la licenciatura de Derecho de la UNED (universidad española), se incorporó al Grupo en 2008 como responsable de estrategia y desarrollo corporativo, para luego asumir la dirección del área global de banca digital en marzo de 2014. En mayo de 2015, fue nombrado consejero delegado del Grupo, desde entonces el proceso de transformación de BBVA se ha acelerado notablemente.

blank

Imagen: Cortesía BBVA – (Carlos Torres y Francisco González)

Actualmente  los cliente digitales del Grupo superan los 25 millones; las ventas digitales representan casi el 40% del total de unidades vendidas. El objetivo de BBVA es que este número incremente a un 50% para finales de año.

“El trabajo de Carlos estos últimos años es la mejor garantía de continuidad en la estrategia”, señaló Francisco González, presidente de BBVA. Por su parte, Carlos Torres Vila comentó que “gracias a la visión estratégica del presidente hace más de una década, hoy en día no hay proyecto empresarial más atractivo que el de BBVA y es un honor poder formar parte de él”.

Durante el cuarto trimestre, el Consejo, la Comisión de Nombramientos y Carlos Torres Vila abordarán la selección del futuro consejero delegado. “Una transición ordenada y bien planificada es fundamental. El Consejo trabaja con dedicación para dar continuidad al gran proyecto de transformación de BBVA”, afirmó González.

Por Danae Herrera

Finanzas

Tipos de Instrumentos de inversión: CKD’s y CERPI’s

Publicado

el

blank

CKD’s

Creados en 2009, la BMV define a los Certificados de Capital de Desarrollo (CKD’s), como “títulos o valores fiduciarios destinados para el financiamiento de uno o más proyectos o para la adquisición de una o varias empresas”.

Impulsan proyectos de infraestructura como carreteras, aeropuertos, entre otros; así como proyectos empresariales, inmobiliarios y mineros, además de algunos especializados en el desarrollo de tecnología y de capital privado.

Al igual que los Fibras, funcionan a través de un fideicomiso, por lo que el vehículo legal identificado en la regulación es el “Certificado Bursátil Fiduciario” (CBF), con la diferencia de que los instrumentos que participan en el Sector Inmobiliario se complementan con la palabra “inmobiliario” (ya sean CKD’s o Fibras) y el resto de los CKD’s participando en otros sectores se complementa con la palabra “de desarrollo”.

Cabe destacar que no cuentan con un valor nominal, solo tienen un valor de referencia, y los rendimientos de estos instrumentos son variables dependiendo de los beneficios de cada proyecto. Asimismo, en su estructura existen dos periodos importantes: inversión y desinversión con un plazo de liquidación o vencimiento fijo.

Deloitte México destaca que los CKD’s surgen como una respuesta a la necesidad de las Sociedades de Inversión Especializadas en Fondos para el Retiro (SIEFORES), entidades que invierten los recursos de las AFORES, de diversificar sus portafolios a través de activos alternativos como son compañías y proyectos de carácter privado.

Al mes de marzo de 2020, la suma colocada exclusivamente en Certificados de Capital de Desarrollo ascendió a 240 mil millones de pesos.

blank

CERPI’s

Los Certificados Bursátiles Fiduciarios de Proyectos de Inversión surgieron en 2015. De acuerdo con la BMV, se definen como los recursos que obtiene una empresa y que son destinados para el financiamiento de sus proyectos, así como a la inversión en acciones, partes sociales o al financiamiento de Sociedades, ya sea directa o indirectamente a través de uno o varios vehículos de inversión.

Al igual que los instrumentos antes mencionados, los CERPI’s funcionan a través de un Fideicomiso cuyos recursos se destinan a financiar proyectos y deben ser operados por un administrador que cuenta con amplia experiencia en el sector de inversión al que se enfocan.

“Dirigidos a inversionistas institucionales, pueden emitirse bajo el mecanismo de llamadas de capital al igual que los CKD´s que permite invertir los recursos captados en proyectos de distintos sectores productivos que aún se encuentren en etapa de desarrollo”.

blank

Asimismo, deben contar con una estructura de Gobierno Corporativo similar al que tiene una empresa de acciones, mediante el cual la toma de decisiones está basada en un grupo colegiado de expertos, es decir, tiene que estar conformado por una Asamblea de tenedores, un Comité Técnico y un Comité de inversiones.

Fueron diseñados como un vehículo equiparable con los Fondos de Capital Privado Internacionales y, de igual manera, permiten que los Fondos de pensiones, aseguradoras y otros Inversionistas Institucionales nacionales y extranjeros, puedan invertir en una amplia gama de proyectos en los diferentes sectores productivos de la economía.

Por: Mónica Herrera

Este es un fragmento del artículo Instrumentos de inversión inmobiliaria, ¿Por qué es importante invertir en este sector? de la edición 124 https://inmobiliare.com/inmobiliare-124/

Sigue leyendo

Descarga la edición

blank

Publicidad

Eventos

  • blank
  • blank
  • blank
  • blank
  • blank

Lo más leído