La empresa de servicios inmobiliarios, CBRE México da a conocer su reporte del mercado mexicano Real Estate Market Outlook 2020, donde  informa que en 2019 hubo una desaceleración en la comercialización de espacios de oficinas corporativas, con respecto al 2018, el cual fue un año récord en el sector. 

Con 1.5 millones de m2, México es el país del continente americano con el mayor crecimiento en los últimos 5 años, el cual se espera continúe  en los próximos dos años. Mientras que el indicador de demanda potencial en 2020, registra un aumento del 15% de requerimientos de espacios corporativos, por lo que CBRE pronostica una recuperación sana. 

En cuanto a la disminución de la construcción de edificios comerciales en CDMX, obtuvo una mayor diversificación de la inversión con respecto a otras ciudades del país con un potencial para crecer como Mérida, León, Querétaro, Tijuana, Veracruz, Cancún, Toluca, Hermosillo y San Luis Potosí; sin embargo, el reporte indica que su potencial aún es limitado por el tamaño de sus propios mercados, ya que el sector de oficinas se concentra en la demanda de empresas del sector servicios. 

Ciudades como Monterrey y Guadalajara, “han pasado por un proceso de maduración donde aún con sus dos millones de personas, no logran la misma utilización de espacios corporativos que sí requiere el sector de servicios”.  

Amy Henderson, Vicepresidenta de CBRE, comentó que el reporte detalla que la atracción y retención de talento entre las empresas se ha convertido en el factor número uno de decisión para escoger no sólo el mercado sino el tipo de edificio, ubicación y amenities dentro de un submercado. 

Además, que la escasez de talento ante el cambio tecnológico y de capacidades para navegar en esta nueva economía afecta a todas las industrias, pero en especial al sector servicios y manufacturero que dan trabajo al 50% del mercado laboral en el país. 

También, “la hiperconectividad es un aspecto central que está modificando la forma de trabajar y por lo tanto la oferta y demanda de los espacios de oficina. El cambio en los próximos años no sólo será de forma sino de fondo: la flexibilidad que las nuevas generaciones demandan influye en sus decisiones para contratarse con una u otra empresa, así como en la forma de sentirse identificados y leales a ese empleador. Flex- space es la tendencia que fomenta el compromiso laboral y la retención de talento”

Con respecto a Flex- space, las transacciones en México ascienden a 23% del total, cuando hace 5 años todavía no alcanzaba ni 5 por ciento. “Las tendencias para las nuevas generaciones es sentir que forman parte no sólo de una corporación con objetivos comerciales sino también de una comunidad que busca el desarrollo y equilibrio profesional, físico y emocional de sus empleados. Por lo que Flex- space, y todas las potenciales innovaciones que conlleva, seguirán permeando en la demanda por este tipo de espacios, que podría llegar a ser de 50% en los siguientes 20 años”, concluye Henderson.