Conecta con nosotros

Sustentabilidad

CDMX es reconocida mundialmente por su plan de acción ante cambio climático

Publicado

el

La Ciudad de México fue seleccionada como Ganadora Global del One Planet City Challenge 2019-2020, el cual, consiste en movilizar la acción de las metrópolis del mundo en su camino hacia la sustentabilidad. El reto fue lanzado por la asociación WWF o Fondo Mundial para la Naturaleza, y en él participaron más de 250 ciudades.

El One Planet City Challenge (OPCC) busca inspirar a las ciudades mundiales a informar y desarrollar sus inventarios de Gases de Efecto Invernadero (GEI), así como a compartir compromisos, planes y acciones efectivas para cumplir con los objetivos climáticos del Acuerdo de París, principalmente aquellos coordinados para mantener los 1.5° C de calentamiento global máximo.

WWF reconoció la admirable calidad de los datos presentados por la CDMX a través del sistema CDP-ICLEI ( plataforma única para medir la acción climática de las urbes), razón que la llevó a calificar entre los finalistas presentados al Jurado Internacional de Expertos del OPCC y ser nombrada ganadora global

Publicidad

El fallo presentado por el Fondo Mundial para la Naturaleza, manifiesta que los planes de la capital mexicana están alineados con el Acuerdo de París y un futuro de 1.5°C, ya que exponen objetivos ambiciosos pero creíbles dentro de su contexto local.

“En general, la ciudad parece haber asignado recursos suficientes para acciones concretas, destinadas a aumentar la resiliencia y mitigar las emisiones de GEI. Si  tiene éxito en la implementación de su plan, transformará una de las ciudades más grandes y contaminadas del mundo, en un lugar muy deseable para vivir”, señala el comunicado.

Entre las estrategias de la CDMX enfocadas a la mitigación de GEI, destacan, la modernización y eficiencia energética para el transporte público y la edificación; el buen manejo y aprovechamiento de residuos orgánicos y de poda; los sistemas para recolección de lluvia, y el programa Hoy No Circula

Mientras que la captura de carbono forestal; la prevención y control de incendios en suelo de conservación; el monitoreo y prevención de enfermedades transmitidas por vectores,; así como el sistema de pronóstico hidrometeorológico por tiempo, son algunas de las más importantes contempladas hacia la adaptación y resiliencia frente a las condiciones ambientales.

El calentamiento global es uno de los principales problemas actuales, y el uso de recursos, energía y emisión de contaminantes de las ciudades contribuye a acrecentarlo, por lo que las políticas y planes a favor de un medio ambiente sano deben ser clave en las agendas de gobernanza. 

Publicidad

Sustentabilidad

Edificios ultra-eficientes, prioridad para lograr ciudades descarbonizadas

Publicado

el

El Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés) publicó el informe Ciudades con Carbono Cero-Neto: un enfoque integrado, que propone una serie de medidas y acciones para ser aplicadas por las urbes del mundo con el fin de neutralizar sus emisiones y disminuir el impacto ambiental

La iniciativa se centra en reducir el uso de combustibles fósiles y  aumentar el de energías renovables, a través de la integración de sistemas digitales que puedan optimizar desde la movilidad hasta los edificios.

Asimismo, propone una colaboración de toda la cadena de valor, incluyendo a los sectores público y privado respecto a temas de infraestructura, desarrollo inmobiliario, movilidad, equipamiento tecnológico para generar estrategias óptimas. 

Publicidad

Para alcanzar el objetivo de tener ciudades con emisiones cero de carbono, el WEF identifica cuatro oportunidades prioritarias: mejorar la eficiencia y distribución energética; electrificar el transporte; descarbonizar sistemas de enfriamiento y calefacción; y optimización de la demanda.

Edificios ultra-eficientes

Uno de los ejes del enfoque se centra en conseguir edificios ultraeficientes con infraestructura energética inteligente y electrificación limpia que sean parte de un proyecto de urbanización compacta.

“Los edificios están en el corazón de la ecuación. Son la fuente de aproximadamente 40% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, de las cuales, aproximadamente el 30% proviene de las actividades de construcción y el 10% de los materiales”, indica el informe.

Sin embargo, la combinación de eficiencia, electrificación, gestión activa de la energía, el diseño integrado y las tecnologías digitales pueden reducir significativamente el consumo de energía de un edificio y sus emisiones. 

Esto se puede lograr mediante nuevos enfoques colaborativos para la planificación urbana y formulación de políticas, combinado con la aplicación de tecnologías inteligentes y diseño innovador, todo respaldado por una financiación eficaz, afirma el WEF.

Los edificios pueden contribuir a ciudades más sustentables de manera concreta en tres aspectos:

Integrando tecnologías

Las edificaciones pueden ser proveedoras y beneficiarse de otros sectores como la movilidad al integrar, por ejemplo, estaciones de carga para vehículos eléctricos, que pueden alimentarse mediante paneles solares instalados en los mismos inmuebles. De acuerdo con el Foro, esto facilitará, agilizará y mejorará la competitividad de las energías renovables.

“Los edificios también pueden compartir su electricidad con comunidades locales de energía renovable, permitiendo modelos de intercambio emergentes, eficientes y resilientes evolucionar”.

Retrofit

El informe destaca que antes de pensar en la construcción de nuevos edificios sustentables, lo ideal sería aplicar reformas a las edificaciones existentes. Para ello será de utilidad ejecutar monitoreos de rendimiento permanentes, para identificar piso por piso la cantidad y el origen de las emisiones de carbono para así poder poner en práctica alternativas, ya sea en los sistemas de aire acondicionado, electricidad, entre otros.

Nuevas construcciones

El Foro Mundial considera pertinente el diseño de políticas y códigos en materia de construcción que especifiquen requerimientos sobre el uso de energía, incentivando principalmente la renovable. 

“Los códigos de construcción también pueden requerir evaluación del uso del ciclo de vida y parámetros de referencia de carbono con objetivos de reducción”.

Del mismo modo, la recomendación es dar prioridad a un enfoque circular de desperdicio cero, mediante el uso de materiales reutilizados y reutilizables, construcción modular y métodos fuera del sitio, así como enfoques de diseño para el mantenimiento. En conjunto, estas acciones ayudarán a mitigar el impacto del carbono de los edificios.

Publicidad
Sigue leyendo
Publicidad

Lo más leído