Conecta con nosotros
blank blank

Finanzas

¿Cómo adquirir una propiedad antes de los 40?

Publicado

el

Hacerse de un patrimonio es uno de los principales objetivos de los millenials, generación que ahora se encuentra entre los 30 y 40 años de edad, etapa laboral y productiva ideal para poder realizar la compra de un bien inmueble, ya que es cuando los ingresos, por lo general, son más estables y se ha alcanzado un desarrollo profesional óptimo, lo que facilita poder saldar la deuda antes del retiro. 

blank

Además, es un periodo en el que se puede adquirir una propiedad con mira a generar un retorno de inversión atractivo.

“Una propiedad es la forma más segura de garantizar el futuro propio y el de los seres queridos, es una buena opción para realizar una inversión que permita crecer el capital de un modo más agresivo que muchas otras estrategias financieras, si se hace a tiempo y si se consideran los factores correctos”, asegura Christopher Carlos Gill, Director Comercial de SIMCA Desarrollos.

De acuerdo con Gill, hay tres factores que se deben tomar en cuenta para invertir en un bien inmueble antes de cumplir 40 años:

1. Planear los gastos

Lo primero que hay que tener en mente si se quiere invertir en una propiedad, es tener una idea clara y cuidadosa de en donde se quiere destinar el recurso, para posteriormente planear los pagos por la adquisición, contemplando los ingresos mínimos que se destinan a los gastos básicos y no básicos, para no poner en riesgo el estilo de vida al que se está acostumbrado.

La inversión en un bien inmueble conlleva un sacrificio, pero es importante poder seguir viviendo con las comodidades más esenciales y habituales, tomando en cuenta que el pago de una propiedad puede prolongarse por años, por lo que hay que hacerse a la idea de la forma de vida que se puede y se desea seguir llevando durante un tiempo hasta el día en que se puedan ver ganancias significativas. Lo ideal es asesorarse, si es posible, con algún experto en créditos que pueda ayudar a identificar una oportunidad y su viabilidad.”

2. Aprovechar las oportunidades de preventa

Las preventas pueden ofrecer grandes beneficios para realizar una inversión inmobiliaria. Lo ideal es aprovechar estas etapas tempranas para obtener mejores precios, más promociones y pagos más flexibles. Además, por lo general es donde se puede elegir la mejor ubicación tanto de la zona como del espacio que se desea adquirir.

Existen muchos beneficios que pueden aminorar el gasto y compensarse con la ocupación del inmueble y el retorno de inversión obtenido. Por ejemplo, en SIMCA Desarrollos se puede optar por la ‘Inversión en dos pasos’. En el primero se pide un 30% del valor total del inmueble para la preventa. Una vez que está lista la unidad, el segundo paso consiste en obtener un crédito hipotecario, el cual se puede ir pagando en gran parte con los ingresos de la renta del inmueble para amortizar la deuda, así la inversión se va recuperando de inmediato”, comentó Gill.

3. Visualizar la plusvalía

Al tomar una decisión para invertir, la plusvalía es el factor clave para garantizar el aumento del valor de los bienes inmuebles, la cual está ligada a tres puntos principales: la ubicación, la urbanización y las amenidades o servicios.

Si bien existen destinos que ya tienen una evidente plusvalía, es importante mirar a futuro y apostar por lugares que reúnan las características idóneas para convertirse en un hot spot futuro, tomando en cuenta lo que el propio desarrollo ofrece en la propiedad como áreas verdes, servicios, tecnología, diseño, etc., factores que tomarán en cuenta las personas que visitan y quieren alojarse o quedarse a vivir en el destino, y que podrían convertirse en clientes potenciales de nuestra inversión.

Finanzas

Tipos de Instrumentos de inversión: CKD’s y CERPI’s

Publicado

el

blank

CKD’s

Creados en 2009, la BMV define a los Certificados de Capital de Desarrollo (CKD’s), como “títulos o valores fiduciarios destinados para el financiamiento de uno o más proyectos o para la adquisición de una o varias empresas”.

Impulsan proyectos de infraestructura como carreteras, aeropuertos, entre otros; así como proyectos empresariales, inmobiliarios y mineros, además de algunos especializados en el desarrollo de tecnología y de capital privado.

Al igual que los Fibras, funcionan a través de un fideicomiso, por lo que el vehículo legal identificado en la regulación es el “Certificado Bursátil Fiduciario” (CBF), con la diferencia de que los instrumentos que participan en el Sector Inmobiliario se complementan con la palabra “inmobiliario” (ya sean CKD’s o Fibras) y el resto de los CKD’s participando en otros sectores se complementa con la palabra “de desarrollo”.

Cabe destacar que no cuentan con un valor nominal, solo tienen un valor de referencia, y los rendimientos de estos instrumentos son variables dependiendo de los beneficios de cada proyecto. Asimismo, en su estructura existen dos periodos importantes: inversión y desinversión con un plazo de liquidación o vencimiento fijo.

Deloitte México destaca que los CKD’s surgen como una respuesta a la necesidad de las Sociedades de Inversión Especializadas en Fondos para el Retiro (SIEFORES), entidades que invierten los recursos de las AFORES, de diversificar sus portafolios a través de activos alternativos como son compañías y proyectos de carácter privado.

Al mes de marzo de 2020, la suma colocada exclusivamente en Certificados de Capital de Desarrollo ascendió a 240 mil millones de pesos.

blank

CERPI’s

Los Certificados Bursátiles Fiduciarios de Proyectos de Inversión surgieron en 2015. De acuerdo con la BMV, se definen como los recursos que obtiene una empresa y que son destinados para el financiamiento de sus proyectos, así como a la inversión en acciones, partes sociales o al financiamiento de Sociedades, ya sea directa o indirectamente a través de uno o varios vehículos de inversión.

Al igual que los instrumentos antes mencionados, los CERPI’s funcionan a través de un Fideicomiso cuyos recursos se destinan a financiar proyectos y deben ser operados por un administrador que cuenta con amplia experiencia en el sector de inversión al que se enfocan.

“Dirigidos a inversionistas institucionales, pueden emitirse bajo el mecanismo de llamadas de capital al igual que los CKD´s que permite invertir los recursos captados en proyectos de distintos sectores productivos que aún se encuentren en etapa de desarrollo”.

blank

Asimismo, deben contar con una estructura de Gobierno Corporativo similar al que tiene una empresa de acciones, mediante el cual la toma de decisiones está basada en un grupo colegiado de expertos, es decir, tiene que estar conformado por una Asamblea de tenedores, un Comité Técnico y un Comité de inversiones.

Fueron diseñados como un vehículo equiparable con los Fondos de Capital Privado Internacionales y, de igual manera, permiten que los Fondos de pensiones, aseguradoras y otros Inversionistas Institucionales nacionales y extranjeros, puedan invertir en una amplia gama de proyectos en los diferentes sectores productivos de la economía.

Por: Mónica Herrera

Este es un fragmento del artículo Instrumentos de inversión inmobiliaria, ¿Por qué es importante invertir en este sector? de la edición 124 https://inmobiliare.com/inmobiliare-124/

Sigue leyendo

Descarga la edición

blank

Publicidad

Eventos

  • blank
  • blank
  • blank
  • blank
  • blank

Lo más leído