El proceso de escrituración toma en promedio y dependiendo de cada entidad federativa alrededor de tres semanas, desde que  entregas  la documentación  hasta la firma de la escritura según las estimaciones del Colegio Nacional de Notariado Mexicano y para hacerlo  más sencillo compartieron algunos consejos para realizar el procedimiento:  
1.-Al momento de la compra acude con un notario público, quien es el encargado de confirmar que:

  • la persona que vende el inmueble sea único  dueño
  • no exista juicio sucesorio pendiente
  • la propiedad  no tenga alguna hipoteca o cualquier otro gravamen

imagen de archivo
proceso de escrituración

2.-El notario deberá tramitar las constancias que acrediten que el inmueble esté libre de gravámenes en el Registro Público de la Propiedad: constancias de no adeudo del pago predial y derechos de agua
3.– Pago de la propiedad impuestos, derechos, gastos notariales. Es el momento en el que se paga la propiedad acordada con el vendedor, el pago de impuestos y derechos de uso y los gastos notariales que se hayan detallado previamente.  
imagen de archivo
Notario

 4.– Firma de la escritura. Cuando toda la documentación está lista, el notario elaborará el proyecto de escritura y se coordina una junta para darle lectura en voz alta, al estar en acuerdo ambas partes la escritura queda asentada en el protocolo de la notaría.
5.-Pago de gastos de escrituración. El comprador debe pagar el impuesto sobre la adquisición del inmueble, derecho de registro público; derechos para la obtención  de certificados, erogaciones y los honorarios del notario.
6.– Inscripción de testimonio  de la escritura en el Registro Público de la Propiedad. Pagados los impuestos el notario elabora el testimonio de escritura  y tramita  su inscripción en el Registro Público de la Propiedad con lo que se da concluido el proceso.
Por Liz Areli Cervantes
También lee 
 
8 datos que debes saber sobre los testamentos