Conecta con nosotros
blank blank

Sin categoría

Constitución de la CDMX ¿Qué sigue?

Publicado

el

El reloj sigue su curso y la Ciudad de México debe tener una constitución a más tardar el 31 de diciembre del 2017. Ésta podría ser la última oportunidad para reformar y adecuar el marco normativo integral, a las necesidades contemporáneas del desarrollo de la ciudad.
El pasado 5 de junio, en la jornada electoral para elegir a quienes redactarán la Constitución de la Ciudad de México pasó lo que se esperaba, los dos grandes ganadores de la elección fueron: la apatía y el abstencionismo.
Mucho se ha escrito sobre las causas de ese resultado: un proceso que inicia con el pie izquierdo por la designación directa de 40 de los 100 constituyentes; la integración de listas de candidatos de partidos en donde se privilegiaron “popularidad” y cuotas internas; campañas tradicionales que nunca explicaron las propuestas de los contendientes, ni convencieron a la ciudadanía sobre la importancia del proceso; y por supuesto, la burda confabulación de políticos y partidos para impedir la participación de ciudadanos independientes. El resultado final, una Asamblea Constituyente en donde muchos de sus 100 integrantes son “los políticos de siempre”, con mayoría del PRD y Morena.
art.4img2
Última llamada para la CDMX
Pero el reloj sigue su curso y la Ciudad de México debe tener una constitución a más tardar el 31 de diciembre del 2017. Ésta podría ser la última oportunidad para reformar y adecuar el marco normativo integral, a las necesidades contemporáneas del desarrollo de la ciudad. Muy poco se sabe del contenido de la propuesta de Constitución que por mandato de ley elabora el Grupo Redactor –que en realidad son dos, por parte del Jefe de Gobierno, y varios más por cada partido o agrupación con intereses legítimos en el tema- pero si lo que vivimos en el período de campaña se replica en las sesiones del Constituyente, todo indica que será muy difícil alcanzar acuerdos y consensos sobre lo que será la Constitución.
Parálisis crónica
Para el desarrollo urbano y económico de la ciudad, el momento no podría ser más delicado. La Ley y el Programa General de Desarrollo Urbano se encuentra en discusión en el CONDUSE (Consejo para el Desarrollo Urbano Sustentable); la aplicación de la norma para la producción de vivienda social fue suspendida hace ya prácticamente dos años, sin que se alcancen los acuerdos necesarios para la expedición de una nueva que la sustituya; y los nuevos proyectos urbanos e instrumentos de planeación estratégica y desarrollo económico son cuestionados por la oposición al gobierno de la ciudad y un sector de la población.
En un entorno económico en donde a la administración de la ciudad ya no le alcanzan los recursos que recauda para financiar la construcción de infraestructura y equipamiento social, la falta de acuerdo político sobre las características de la Constitución podría incluso ocasionar un período de congelamiento en las discusiones en curso para la urgente renovación del marco normativo vigente, metiendo a la ciudad en una especie de parálisis de desarrollo que solo deterioraría sus finanzas y afectaría la calidad de vida en general.
El beneficio de la duda
Me parece, sin embargo, que la poca legitimidad que la escasa votación le confiere a los constituyentes los obliga también a comprometerse más con su responsabilidad, en un ejercicio que tendrá también más transparencia, pues lo que sigue siendo vigente es que ésta es la gran oportunidad de la Ciudad de México para lograr el nuevo pacto social que le dé viabilidad. Esa es la tarea que los constituyentes asumen.art.4img1
Todos los actores del desarrollo: profesionales, gremiales, empresariales, sociales e institucionales estamos obligados a participar y apoyar. Se trata de incluir en la Constitución la obligatoriedad de la planeación integral, de garantizar la gestión transparente del desarrollo y de incorporar nuevos mecanismos de aprovechamiento del valor mismo de la ciudad, para garantizar que el desarrollo económico pueda financiar su desarrollo social, en un escenario de sustentabilidad.
Es indispensable que la Constitución de la Ciudad de México consolide y fortalezca muchos temas: Derechos humanos; democracia plena; rendición de cuentas y revocación de mandato; políticas públicas con orientación social; administración eficaz y transparente; instrumentos de participación social, entre muchos otros. Pero la viabilidad de la Ciudad de México y la calidad de vida de su población depende de un proyecto integral mucho mayor: claro, objetivo, de largo plazo y gran consenso social, que integre la planeación territorial y económica de la ciudad con los derechos y las necesidades básicas de sus habitantes.
 
Constitución_ArturoAispuro
 
Por  Arturo Aispuro  C.
Presidente AIM-Soldi
cafeconpikete@gmail.com
 

Sin categoría

5 alternativas de financiamiento para adquirir vivienda en 2021

Publicado

el

blank

Pese a que la emergencia sanitaria por Covid-19 continúa, el mercado de vivienda en México presenta condiciones favorables para la adquisición de una propiedad, asegura la compañía inmobiliaria Marhnos. 

Por ello, Ana Ximena Torres, Directora de Marhnos Hábitat, destacó la importancia de recibir asesoría profesional para acceder a un crédito hipotecario. En  este sentido,  Blanca Rodríguez,  Directora de Finanzas de Grupo Marhnos expuso que el país cuenta con condiciones macroeconómicas estables como una tasa de inflación controlada en el rango objetivo del banco de México y niveles mínimos históricos en tasas de interés,  lo cual facilita la adquisición de financiamientos hipotecarios. 

blank

Al respecto existen diferentes alternativas,  las principales son las siguientes:

1. Créditos Bancarios. Las instituciones bancarias están ofreciendo productos de su portafolio de hipotecas con tasas de interés por debajo del 9 por ciento, una situación poco común, señala la especialista, pero muy favorecedora dada la coyuntura que existe en nuestro país ante la cual, los principales bancos se encuentran en una batalla por atraer a más interesados en comprar una casa o departamento.

2. Organismos Nacionales de Vivienda. Existen tres opciones muy importantes que tienen la misión de facilitar la adquisición de la vivienda en nuestro país: 

Infonavit. El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores cuenta con el programa “Unamos créditos”, en el que familiares o amigos pueden unificar sus cuentas de vivienda. También atiende el uso de la subcuenta de vivienda como enganche para una hipoteca con la banca comercial.

FOVISSSTE. El Fondo de Vivienda del ISSSTE, atiende a los trabajadores del Estado, cuenta con diversos programas, tales como “Tu Casa en la Ciudad” enfocado en vivienda de interés social en ciudades, con precios más bajos y adaptada al equipamiento urbano.

SHF. La Sociedad Hipotecaria Federal es un banco de segundo piso que se apoya en intermediarios financieros para hacer llegar sus recursos a la gente. A través de sus garantías al crédito amplía el mercado a los trabajadores de economías mixtas o en situación de trabajo informal que no pueden acceder a Infonavit o FOVISSSTE.

3. Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (SOFOM E.N.R.). Las Sofomes son una buena opción, señala Marhnos. Porque sus condiciones para adquirir créditos hipotecarios son más flexibles que las de Infonavit, FOVISSSTE y los Bancos. De acuerdo con la Condusef, actualmente operan alrededor de 1,500 Sofomes en el país.

Si el usuario se inclina por esta opción, se recomienda revisar que la Sofom elegida esté dentro del listado de la CNBV, para asegurar su legalidad y confiabilidad.

4. Startups. Aunque la mayoría de las plataformas de financiamiento digital se enfocan más al fondeo colectivo para invertir en el desarrollo de proyectos inmobiliarios, el sector PropTech también cuenta con opciones para adquisición de vivienda, ayudando a sus usuarios a encontrar desde internet un crédito hipotecario a la medida y agilizando los procesos de gestión en comparación con las instituciones crediticias convencionales.

5. Desarrolladoras Inmobiliarias. Las empresas dedicadas al desarrollo de proyectos inmobiliarios cuentan con planes y programas para ayudar a sus clientes a adquirir vivienda. Un gran ejemplo de lo anterior, es Marhnos Hábitat que cuenta con un Plan de Referidos, su Club de Inversionistas y el Plan Empresas, con los que genera beneficios económicos y financieros a quienes van a comprar casa o departamento.

Sigue leyendo
Publicidad
blankblankblankblank
Publicidad
  • blank
  • blank
  • blank
  • blank
  • blank
  • blank
  • blank
  • blank

Lo más leído