Conecta con nosotros

Arquitectura

Construyen la primera rotonda submarina en islas de Dinamarca

Publicado

el

Las Islas Feroe inauguran su primera rotonda submarina, es una glorieta  de 11.2 kilómetros de tres ramales que forman parte del túnel subacuático Eysturoy, que conecta las islas de Streymoy y Eysturoy, en el Atlántico.

La entrada del túnel de Eysturoy reduce la distancia entre ambas islas, por carretera son 55 kilómetros y ahora con la rotonda se han recortado hasta los 17 kilómetros. El punto más bajo de la red del pasaje subterráneo tiene una profundidad de 187 metros por debajo del nivel del océano Atlántico; además de que la carretera no supera el 5% de inclinación en ningún punto del recorrido.

De acuerdo con el comunicado, el túnel consta de tres carreteras submarinas, las cuales se unen en una rotonda. Para llevar a cabo este proyecto, se tuvo una inversión de casi 140 millones de euros, que según con la información es casi tres veces más de la cantidad presupuestada. 

Publicidad

La glorieta de este sitio funge como una atracción para los automovilistas, la cual ha sido decorada por el escultor local Tróndur Patursson. Asimismo, en su interior se puede apreciar un mural de 80 metros de altura, que son un conjunto de figuras humanas unidas entre sí que interpretan una danza folklórica.

Las paredes, así como su techo, son de color azul y verde, lo que da una perspectiva a los visitantes de encontrarse con una medusa gigante. El gobierno de las Islas Feroe espera que esta atracción sea la más visitada tanto por los residentes como por los turistas.  

Cabe destacar que este pasaje subterráneo se empezó a edificar en 2017 y fue inaugurado a finales de 2020 por el gobierno del archipiélago autónomo de Dinamarca. Eysturoy es el túnel más largo de los tres que fueron edificados en la Isla de Feroe, asimismo el gobierno planea construir otros túneles subacuáticos con el fin de unir sus territorios.

Publicidad

Arquitectura

Estudio de arquitectura del Reino Unido construirá 4 rascacielos en Qatar

Publicado

el

El estudio de arquitectura del Reino Unido Foster + Partners ha dado a conocer su nuevo proyecto que consta de cuatro rascacielos “Lusail Towers” en Qatar, serán edificados en el nuevo desarrollo de Lusail City, al norte de Doha; están a unos kilómetros del estadio Lusail que se esta edificando para la Copa Mundial de FIFA 2022. 

Lusail Towers, de 1.1 millones de metros cuadrados, será la sede del Qatar National Bank, Qatar Central Bank, Qatar Investment Authority y Qatari Diar; dos de los cuatro rascacielos serán de 70 pisos y los demás de 50. Las huellas elípticas de las torres se transforman en 90 grados a medida que el edificio se eleva para dar la impresión de una estructura asimétrica.

“Desplazando suavemente el eje de visualización hacia afuera y ofreciendo impresionantes vistas de la ciudad circundante y el paseo marítimo. La estructura permanece simétrica en planta a través de esta transformación y comprende un núcleo central de hormigón rodeado por dieciséis columnas inclinadas alrededor del perímetro, para crear la geometría única del diseño“, comentó Roger Ridsdill Smith, jefe de ingeniería estructural del estudio. 

Publicidad

De acuerdo con Foster + Partners, los rascacielos estarán revestidos de aluminio de grado marino con aletas que suben por el edificio para proteger sus ventanas del sol. “Las aletas de sombreado giratorias se desarrollaron luego para ofrecer una sombra solar exterior óptima, junto con una reducción inherente del acristalamiento expuesto”, explicó Piers Heath, jefe de ingeniería ambiental. Quien además destacó que el diseño ambiental fue un factor clave para el diseño. 

Asimismo, los ingenieros destacaron que las propuestas de diseño de sistemas activos incluyen: almacenamiento térmico centralizado utilizando materiales innovadores de cambio de fase para reducir la energía de enfriamiento, sistemas hidrónicos de alta presión para reducir la energía de bombeo, ventilación controlada por demanda para disminuir la energía del ventilador, iluminación LED eficiente y controles de automatización avanzados que contribuyen al decrecimiento en la demanda de energía del sitio en un 35% en comparación con un edificio de referencia. Y en respuesta a la escasez de agua en la región, las aguas grises, el agua de lluvia y el condensado se reciclan y reutilizan en el sitio para riego y descarga de inodoros.

Se espera que el proyecto esté listo antes de que comience la Copa del Mundo, es decir, antes del 2022, por lo que Jonathan Parr, socio senior de Foster + Partners, expresó “los proyectos asociados con los principales eventos deportivos no dejan lugar a retrasos”.

Publicidad
Sigue leyendo
Publicidad

Lo más leído