Conecta con nosotros

Negocios

Continuidad o Cambio. Proyecto de nación de José Antonio Meade

Publicado

el

José Antonio Meade Kuribreña

Precandidato por la coalición PRIPVEMNueva Alianza. Es licenciado en Economía por el ITAM, licenciado en Derecho por la UNAM y doctor en Economía por la Universidad de Yale.

José Antonio Meade Kuribreña, PRI-PVEM- Nueva Alianza


Durante la Presidencia de Felipe Calderón, se desempeñó como coordinador de Asesores del entonces Secretario de Hacienda, Agustín Carstens; subsecretario de Hacienda y Crédito Público, secretario de Energía y titular de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público. Al inicio de la actual administración ocupaba el cargo de Canciller, en 2015 y 2016 estuvo a cargo de la Secretaria de Desarrollo social y posteriormente fue nombrado Secretario de Hacienda, cargo del que se desprendió para buscar la candidatura presidencial.
Durante el proceso de precampaña se presentó ante militantes en los foros “Puntos de encuentro” a lo largo de los cuales habló de algunas de sus propuestas:
Ha comentado que resulta preciso reducir la merma en la producción agrícola por lo cual buscaría vinculación con los productores para evitar las pérdidas “eso implica una política pública eficiente que acorte las cadenas de valor entre los productores y los espacios comerciales, y además, que le demos un adecuado soporte a los bancos de alimentos, que en este tenor han jugado y juegan un papel muy importante” así como “realizar una reforma agraria y poner al centro al campesino”, además de que es necesaria la elaboración de un marco jurídico que de certeza de la interacción con el medio ambiente.
Por otro lado, sobre movilidad y desarrollo urbano considera que en las principales ciudades del país hay potencial para tener 200 líneas de transporte público “ y tenemos los recursos financieros y el apoyo presupuestal para hacerlo. En la siguiente administración podríamos multiplicar por 3 la capacidad de movilización a través de un transporte público en ánimo de construir estas ciudades compactas, bien comunicadas y democráticas que se han planteado”.
El precandidato ha propuesto tener en cada ciudad de más de 50 mil habitantes sistemas de tratamiento de desechos que permitan mecanizar y generar electricidad, y agregó “como estándar de desarrollo urbano, no debiera de haber una sola ciudad
media que no tuviera acceso, por lo menos, a tratamiento de agua con cargo al cual se generará electricidad y al tratamiento de desecho de basuras que hicieran lo propio. Eso también es financiable con instancias de banca de desarrollo y lo mismo es cierto desde el punto de vista industrial, en términos de que todo proceso industrial que genere calor se convierta en electricidad, y que todo proceso agropecuario que genere desperdicios se mecanice y se aproveche. Todo ello implica la posibilidad de modernizar nuestra matriz energética y de hacer mucho más *

Imagen tomada de Dreamstime.com

Publicidad

Sustentables nuestras ciudades” sobre la matriz energética destacó que la apertura actual del mercado permitiría que “550 mil millones de pesos de inversión potencial en renovables podrían desplegarse en los siguientes años”.
Comentó que otro de sus ejes de acción se centra en la competitividad “Se podría construir un gran centro de innovación de tecnologías que confirmen a la Ciudad [Ciudad de México] como el gran centro de innovación tecnológica de nuestro país, hablando de inteligencia artificial, hablando de biotecnología, soluciones inteligentes”.
Buscará crear “oportunidades para la gente en materia de salud, en materia de educación, llámese escuelas de tiempo completo, hospitales, encaminado también en materia de movilidad social a la prevención y a la reducción de la violencia” en ese sentido su propuesta referente a seguridad incluye “un primer elemento que tiene que
estar en la agenda, con cargo a esta visión empresarial que se tiene hoy del crimen organizado, insumos fundamentales para el crimen organizado son armas y dinero; eso quiere decir que un primer elemento de la agenda tendría que recoger cómo enfrentar, cómo confiscar, armas y dinero”.

Imagen tomada de Muy Interesante


“El reto de esa impulsión de manera mucho más descentralizada nos obliga, tecnológicamente y en protocolos, a hacerlo diferente, tendríamos que tener por lo menos tres o cuatro elementos: protocolos de intercambio de información específicos en materia de armas, una mejor identificación en los puntos en donde esas armas se internan y una mejor capacidad tecnológica para hacer una revisión en esos puntos de internación de manera mucho más descentralizada […]Y esa estrategia nos tiene que llevar, por un lado, a combatir a las armas y, por otro lado, a combatir el efectivo en manos de la delincuencia organizada. Combatir los recursos en manos de la delincuencia implica modificar la Ley de Extinción de Dominio” además de la homologación en los delitos y sanciones a nivel federal, así como mejorar el sistema de identificación de manera que haya intercomunicación de los registros de personalidad como pasaporte, CURP, SAT, entre otros.
Ha propuesto e invitado al resto de los precandidatos a suscribir la propuesta de “quitarle el dinero a los funcionarios que no pueden explicar su origen y el dinero a la delincuencia que no puede explicar su origen, que se recupere para apoyar los programas enfocados a mujeres y niñas”.
Por Liz Areli Cervantes
También lee 

Publicidad

Negocios

¿Cómo incursionar en el negocios inmobiliario?

Publicado

el

Ante la situación que se vive actualmente las personas están buscando cuidar su dinero a partir de oportunidades de inversión reales que generen ganancias. Es por eso que los expertos de la Lamudi han creado una guía breve para aquellos que deciden incursionar en el negocios inmobiliario.

1)    Contar con el presupuesto necesario

En primer lugar se recomienda investigar sobre los precios del mercado y sobre la capacidad de crédito (si es que se emplea una hipoteca). Es importante tener muy clara la cantidad de dinero que se piensa destinar a la inversión, para que así se busque una buena plataforma inmobiliaria.

Publicidad

Se recomienda acercarse a un profesional inmobiliario que pueda ser guía en el proceso y realizar una inversión segura. Datos a tomar en cuenta: ubicación, estado de la construcción, factores que pueden influir en la plusvalía, situación fiscal de la propiedad,  documentación legal y notarial que conlleva, entre otras cosas. 

2)    Tipo de inversión inmobiliaria: renta o venta

 Un paso importante es definir cuál va a ser el uso de la inversión; si es con el fin de rentar o vender, o si se va a adquirir una propiedad en construcción, en pre-venta o para remodelar y volver a poner en el mercado. 

“En este aspecto recalcamos que hay que informarse sobre todas las opciones que hay en el mercado inmobiliario, así como sus riesgos y beneficios. Entre mejor informado se esté, la toma de decisión será mejor” explica Daniel Narváez, Marketing VP de Lamudi.

Una dato importante para tomar en cuenta antes de invertir es la plusvalía, por ejemplo en el caso de la CDMX, las plusvalías han sido en general positivas a pesar de la contingencia donde la plusvalía anual del tercer trimestre del 2020 con respecto al mismo periodo del año pasado fue del 8.9%, mientras que la plusvalía del mercado secundario, es decir, la venta de vivienda usada fue de 14.3%. 

En este año atípico las casas han bajado un 9,4% el precio promedio de venta y los departamentos han disminuido un 3,5% de 2019 a 2020 en las ciudades, pero en renta, las casas han aumentado un 12,4% y los departamentos han crecido un 9,6% sus precios promedio, por lo que comprar para rentar es una oportunidad. 

3)    Riesgos a tomar en cuenta

Una inversión inmobiliaria bien hecha traerá ganancias, sin embargo estas serán a mediano o largo plazo. La liquidez por lo regular no es inmediata. La inversión podría hacerse difícil si se realiza sin haber hecho alguna investigación o análisis previo sobre los factores que influyen en el valor de los inmuebles y de los que depende el poder liquidar. 

Al invertir en un inmueble para vender lo ideal es esperar de tres a cinco años para lograr obtener una utilidad de hasta el 30% en caso de haber realizado la elección del inmueble considerando su plusvalía y que no existan factores que puedan disminuir su valor. Durante ese tiempo existe la opción de rentar el inmueble para ir generando ingresos o si se utilizó un crédito hipotecario, con el dinero del alquiler se pueden ir pagando los intereses.

“Actualmente hay factores como el mantenimiento de las bajas tasas de interés y los plazos accesibles para financiamiento por parte de las instituciones bancarias y que las autoridades han anunciado planes económicos para revitalizar el sector de la construcción, dan certeza de que el mercado no se va a detener. Si bien durante las crisis sanitarias, como la que se vive actualmente, se ralentiza la toma de decisión de aquellos que están por comprar un inmueble, se debe hacer mucho énfasis en que no hay mejor momento para invertir que este”, agrega Narváez.

Publicidad
Sigue leyendo
Publicidad

Lo más leído