En Monterrey el ambiente laboral ha evolucionado a una cultura mucho más cooperativa y compartida, por lo tanto los edificios de oficina han tenido que incluir amenidades comunes para  sus inquilinos: comedores, centros de negocio y áreas de desfogue, entre otras, son las ofertas obligadas.

De acuerdo con Newmark Knight Frank, los ‘Coworks’ tienen por lo general un diseño interior muy casual y poseen una oferta amplia de espacios con diferentes cualidades para las distintas actividades que se requieren.

Entre los cierres más importantes realizados en el año, están los espacios compartidos de WeWork, que comprenden un total de 13,342 m2, los cuales están ubicados en diferentes puntos de la ciudad y comenzarán operaciones este año.

Los Coworks, además de brindar un ambiente óptimo para lograr objetivos y contribuir en el desarrollo personal, traen consigo diversas ventajas para el posicionamiento de la empresa, ya que facilitan el reconocimiento de la misma y fomentan la generación de alianzas estratégicas por medio del networking entre colaboradores.

Cabe destacar que el sector de oficinas en Monterrey mantiene un crecimiento constante de inventario, con un total de 410,000 m² en construcción a entregarse en un periodo de dos años aproximadamente, dando como resultado un crecimiento del 43% del inventario. Si todos los edificios que están en planeación y construcción siguen en pie, el inventario habrá aumentado 70% en 5 años a partir del presente periodo. Esto sin considerar proyectos que pudieran darse próximamente a conocer y que pudieran entregarse en este periodo, con lo cual se estima que se siga aumentando el inventario de los Coworks en la región.