Credit Suisse, compañía de servicios financieros con sede principal en Zúrich, Suiza, informó que se espera una contracción del 4% en la economía mexicana en 2020. Lo anterior desde un 0.7%, citando la caída en la producción industrial, en el sector servicios y en los precios del crudo.

Mediante un reporte, la institución bancaria señaló que para los dos primeros trimestres del año, se prevé una caída de la economía mexicana de 1.9 y 3.6%, ante la contracción de la producción industrial y el sector servicios.

El banco explicó que el choque inicial de la oferta se ve agravado por un choque adverso externo y cada vez más interno de la demanda, derivado de los esfuerzos de cuarentena ante el coronavirus, así como una baja en el consumo y en la confianza empresarial.

Asimismo, se esperan recortes en la tasa de interés del Banco de México de hasta 5% (incluso cuando el peso mexicano se negocie cerca de mínimos históricos), así como que la Secretaría de Hacienda reduzca la meta del superávit primario (ingresos menos gastos) de este año.

“En un shock como el actual, el banco central debería permitir que el tipo de cambio real se ajuste, un proceso que ya está sucediendo. Mientras tanto, no anticipamos que el banco central utilice reservas para detener la caída del peso; en cambio, probablemente continuará usando las subastas”.